La firma rusa , que desarrolla programas de protección para computadoras, anunció hoy haber identificado un nuevo virus informático con un potencial destructor sin precedentes, utilizado como arma cibernética contra varios países.

La empresa dijo que este se llama Flame y que lo detectó durante una investigación iniciada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). "Es actualmente utilizado como un arma cibernética contra una serie de países", informó Kaspersky Lab en un comunicado.

El laboratorio ruso subrayó que Flame es "veinte veces más importante que Stuxnet", un virus descubierto en 2010 y que tenía como objetivo atacar al programa nuclear iraní.

Kaspersky aseguró que Flame "puede robar informaciones importantes y no solo las que estén contenidas en computadoras, sino también documentos archivados, contactos y hasta grabaciones de audio de conversaciones".

La firma no identificó a los países afectados por este virus, pero añadió que el descubrimiento ocurrió como parte de investigaciones sobre incidentes con otro virus, aún desconocido, que borra informaciones en computadoras en la región del "oeste de Asia".

La prensa europea sugiere que Flame atacó el sector petrolero de Irán, en especial el Ministerio de Petróleo y el principal terminal de ese país, así como a otros países de Medio Oriente.