Facebook se prepara para celebrar sus 10 años. (AP)
Facebook se prepara para celebrar sus 10 años. (AP)

Muy pocas empresas de Internet han influido tanto en la vida moderna como . Aproximadamente uno de cada dos internautas del mundo comparte su vida a través de esa red social, pero pese al éxito cosechado en sus diez años de existencia, su creador, , quiere más.

En 2004 los estadounidenses eligieron como presidente por segunda vez a George W. Bush; fue el año de la muerte del líder palestino Yasser Arafat; el gigante de Internet Google salió a bolsa; y el 4 de febrero un joven llamado Mark Zuckerberg creó junto a unos compañeros una web a través de la cual podían comunicarse entre sí los estudiantes de la Universidad de Harvard.

"Fue un viaje increíble, para mí personalmente y para todos los de la empresa", aseguró hace poco Zuckerberg en la presentación de los resultados de 2013.

Los números impactan: 1,230 millones de usuarios, 757 de ellos diarios, US$7,900 millones de facturación procedente de la publicidad y los juegos online y US$1,500 millones de ganancias. Hace tiempo que dicha red social dejó muy atrás a pioneros de la web como Yahoo y AOL.

El propio Zuckerberg reconoció hace unos días en una conferencia que nada de eso estaba planeado. Después de que estuviese lista la primera versión de Facebook para sus compañeros de Harvard, les dijo a sus amigos: "Ok, está genial que exista ahora este instrumento y esta comunidad en nuestra universidad. No hay duda de que alguien construirá lo mismo para el mundo".

"Pero no se me ocurrió para nada que fuésemos nosotros", añadió el millonario.

Pese a ello, no todo es color de rosa, y la empresa ha enfrentado muchas dificultades. El muchas veces no acierta, para los smartphones Android y tampoco va del todo bien , para 'dar un toque' a los amigos. Sin contar la salida a bolsa, que al principio fue un desastre. "Hemos aguantado muchos palos", lo resumió Zuckerberg.

Pese a ello, su entusiasmo nunca se vio mermado por estos obstáculos. El objetivo de Zuckerberg sigue siendo: "Todos conectados. En cualquier lugar del mundo".