Los nuevos dispositivos de Apple son un éxito de ventas. (EFE)
Los nuevos dispositivos de Apple son un éxito de ventas. (EFE)

Apple vendió en las primeras 72 horas . Esto es, mantiene sólidos márgenes de ventas, de acuerdo a la firma de investigación IHS iSuppli.

Con el iPhone 5S de 16 GB, la multinacional californiana gana unos US$450. El aparato se vende por US$649 sin contrato en Estados Unidos, ese monto incluye los costos de componentes y ensamblaje. Por tanto, esos costos de componentes y fabricación representan casi el 30% del precio final.

Si nos adentramos en el 5S de 64 GB, el que Apple vende a US$849, los costos de componentes y ensamblaje equivalen alrededor de 26% del precio, a diferencia del 30% para el modelo de 16 GB. De hecho, la tecnológica gana más dinero a costa de incrementar la capacidad de almacenamiento en sus teléfonos.

De tal manera, el costo de almacenamiento es de US$9,40 por el iPhone 16 GB y de US$29 por el de 64 GB, según datos del diario estadounidense The Wall Street Journal.

Mientras tanto, la incorporación del sensor de huellas digitales representa unos US$ 7 del costo total. Por su parte, US$ 119 es el costo del chip A7 de 64 bits más el del chip M7.

Según Andrew Rasswailer, director de IHS, el iPhone 5S ha heredado algunas características de su antecesor, lo que les ha permitido a los de Cupertino "mantener los costos en niveles bajos mientras mantuvieron su habitual margen (de ganancias) alto".

De otro lado, el modelo económico de 16GB es vendido por US$549 en Estados Unidos sin contrato, fabricarlo cuesta US$173.

También es importante tomar en cuenta que la versión 'low cost' del iPhone no cuenta con un lector de huellas dactilares, por lo que el costo baja en US$ 7.

Por último, la pantalla táctil y los componentes inalámbricos representan los costos más altos para cada equipo con US$41 y US$32, respectivamente.