Dicha invención revolucionaría la industria de la vestimenta. (Flickr)
Dicha invención revolucionaría la industria de la vestimenta. (Flickr)

Un equipo de ingenieros en China inventó un revestimiento químico que hace que los materiales de algodón limpien las manchas y eliminen los malos olores al ser expuestos a la luz del sol.

La investigación fue llevada a cabo por un equipo de la Universidad Jiao Tong de Shanghái y de la Universidad de las Nacionalidades de Hubéi, cuyos resultados se publicaron en el último número de la revista .

El estudio se centra en el dióxido de titanio, un producto químico conocido por ser un "excelente catalizador en la degradación de contaminantes orgánicos", que ya se utiliza en la autolimpieza de ventanas, en los calcetines libres de olores y en la fabricación de azulejos del baño y cocina que permanecen limpios durante más tiempo.

Los intentos iniciales para extender su uso a los tejidos de algodón resultaron limitados, debido a que las propiedades de autolimpieza de la sustancia solo se manifestaban ante luces ultravioletas, lo que es poco práctico para el uso cotidiano.

Sin embargo, el gran avance del equipo fue la creación de un compuesto de nanopartículas a base de alcohol hecho con dióxido de titanio y nitrógeno al cual le añadieron trietilamina un neutralizador de ácidos utilizados en los tintes, que luego revolvieron durante 12 horas a temperatura ambiente, y otras seis horas a 100°C.

Luego, sumergieron los tejidos de algodón en la mezcla, los escurrieron, los secaron, los calentaron y los sumergieron nuevamente en agua caliente y limpia. Por último, fueron tratados con partículas de yoduro de plata, que facilita las reacciones basadas en la luz.

Para probar la eficacia de su invención, los ingenieros mancharon las telas con tinte naranja y las expusieron al sol. Después de dos horas a la luz, el equipo dijo que el 71% de la mancha había desaparecido.

El experimento se repitió en la misma tela cinco veces sin pérdida de actividad, lo que significa que la mejora se mantuvo estable y no redujo su eficacia tras el lavado y secado del material.

Expertos de la industria de ropa dicen que habría un gran interés en el proceso si se pudiera aplicar a escala industrial. "Este tipo de ropa funcional ya ha demostrado ser muy popular, especialmente en Japón, donde las autoridades limitaran el uso de aire acondicionado tras el terremoto de marzo, que causó escasez de energía", señaló Isabelle Cavill, analista de indumentaria del sitio .

"También es probable que se haga popular en otras partes de Asia, donde el calor provoca problemas de sudor", subrayó Cavill, quien añadió que la marca de ropa japonesa Uniqlo ya promueve una gama de ropa llamada 'Silky dry' (sedosa y seca) que promete mantener la piel seca y sin olor gracias a unos "neutralizadores de procesamiento de alta tecnología".