(Reuters)
(Reuters)

, la firma taiwanesa encargada de fabricar productos para reconocidas marcas tecnológicas como , , y , admitió que violó la ley al emplear a adolescentes de entre 14 y 16 años en una de sus plantas en China.

Foxconn sostuvo que los adolescentes habían trabajado durante tres semanas como parte de un programa de prácticas para estudiantes. Pese a la justificación, la empresa se ha comprometido a tomar medidas para evitar un caso similar.

"Cualquier empleado que, a través de nuestra investigación, encontremos sea responsable de estas violaciones será despedido inmediatamente", señaló la empresa en un comunicado.

Foxconn dijo que trabajaría con el gobierno local para impedir que las escuelas involucradas en este caso accedan al programa de practicantes a menos que muestren que cumplen con la ley laboral y la política establecida.

La compañía taiwanesa ya ha presentado en sus políticas laborales anteriormente. Activistas han acusado a Foxconn y a otras grandes empresas de explotar a estudiantes como una fuente barata de mano de obra, pues enfrentan dificultades para atraer a trabajadores jóvenes por bajos sueldos.