Jennifer Lawrence, una de las víctimas del hacker. (AFP)
Jennifer Lawrence, una de las víctimas del hacker. (AFP)

La filtración de reconocidas actrices de Hollywood podría deberse a un fallo de seguridad de iCloud, servicio de para almacenar archivos "en la nube".

La escala de esta filtración fue notoria el domingo, cuando los usuarios del foro 4chan comenzaron a publicar las fotos. Según Mashable y otros medios, las imágenes comenzaron a difundirse tras un acceso ilegal a cuentas de iCloud.

En tanto, la página especializada en tecnología reportó que los piratas informáticos habían hallado una grieta en el sistema de seguridad del servicio de Apple "Find my iPhone", una aplicación que rastrea vía GPS los aparatos perdidos o robados.

Apple ya reparó esta supuesta grieta, indicó este informe, pero no a tiempo de evitar que las imágenes se difundieran entre la comunidad de "hackers".

"Todavía no existe evidencia concreta de que estas imágenes se han filtrado a través de iCloud y puede en cambio que se hayan obtenido a través de múltiples ataques", indica la web.

El tamaño de la ofensiva informática y el hecho de que haya apuntado a mujeres que están bajo la constante vigilancia de los medios reavivó en el frecuente debate sobre la privacidad en línea y la misoginia en Internet.

Esta filtración también representa un desafío de relaciones públicas para las empresas tecnológicas, que llevan años promocionando sus sistemas de almacenamiento en línea —como iCloud, DropBox y GoogleDrive— como un refugio donde los usuarios pueden guardar toda su información de una forma supuestamente muy segura.