Los guionistas necesitaban cubrir la ausencia de Ellen Pompeo (Foto: ABC)
Los guionistas necesitaban cubrir la ausencia de Ellen Pompeo (Foto: ABC)

A pesar de que la relación entre Meredith y sus padres no era la mejor, en la sexta temporada de “Grey’s Anatomy” la protagonista del drama medico de ABC donó parte de su hígado a su padre alcohólico. Pero ¿sabías que detrás de esa escena había una razón muy importante?

En ‘’ (6x04), el padre de Meredith, Thatcher Gray, llegó al hospital vomitando sangre y más tarde se reveló que tenía cirrosis y necesitaba un trasplante de hígado. No obstante, para ser un candidato a recibir una donación debía estar sobrio al menos un año y Thatcher solo llevaba 90 días sin beber alcohol.

Lexie (Chyler Leigh) intentó ayudarlo, pero no era una candidata viable, así que buscó a Meredith para que lo hiciera. Aunque debió luchar contra la ira y la culpa al final Mer aceptó darle parte de su hígado a su padre por el bien de Lexie. La cirugía fue un éxito y ella pasó varias semanas en cama, recuperándose.

Sin embargo, no solo se trataba de mostrar el buen corazón de la protagonista de “” sino era un movimiento necesario para la serie creada por Shonda Rhimes.

Meredith donó parte de su hígado a su padre por el bien de Lexie (Foto: ABC)
Meredith donó parte de su hígado a su padre por el bien de Lexie (Foto: ABC)

LA VERDADERA RAZÓN POR LA QUE MEREDITH DONÓ PARTE DE SU HÍGADO A SU PADRE

Los escritores de la serie de agregaron ese arco a la historia de Meredith debido a que Ellen Pompeo estaba embarazada y eso era algo que no estaba planeado para su personaje.

Tal como señala , durante algún tiempo la producción se las ingenió para cubrirlo: utilizaron diferentes ángulos o ponían a Pompeo de pie detrás de los muebles o cubriéndose la barriga con un accesorio, no obstante a medida que su embarazo avanzaba esos trucos dejaron de funcionar.

Por eso lo escritores crearon la historia del trasplante de hígado, lo que le permitió a salir de licencia por maternidad sin que los fans de “” cuestionen su ausencia.

La salida de la actriz de 50 años fue bien manejada por los escritores y productores del show, que no siempre toman las mejores decisiones para justificar la ausencia o salida de un personaje principal.