Le pagaban desde hace 8 años por no hacer nada, se aburrió y decidió denunciar a la empresa. (Foto: Referencial / Pixabay)
Le pagaban desde hace 8 años por no hacer nada, se aburrió y decidió denunciar a la empresa. (Foto: Referencial / Pixabay)

Dermot Alastair Mills es un hombre de que denunció a su empresa empleadora por, supuestamente, ser víctima de discriminación por no “hacer nada” para ganarse su sueldo.

Mills, gerente de finanzas de Irish Rail, que es el operador nacional del sistema ferroviario de la República de Irlanda, gana 121 mil euros al año y afirma que sus deberes fueron “reducidos” a nada.

La mayor parte de su semana laboral la pasa dando largas caminatas, comiendo y leyendo el periódico, indica el medio.

Según Mills, expresó su preocupación por las prácticas contables de Irish Rail en 2014 y desde entonces ha sido sancionado por presentar la denuncia.

Irish Rail admitió que Mills había presentado la denuncia, pero niega haberlo sancionado por ello.

“Si tengo que trabajar una vez a la semana, estaría encantado”

El caso llegó a la Comisión de Relaciones Laborales en Irlanda, entidad en la que expuso cuál era su día a día. “Diría que si tengo algo que me obliga a trabajar una vez a la semana, estaría encantado”, señaló.

“Compro dos periódicos, el Times y el Independent, y un bocadillo. Entro en mi cubículo, enciendo mi computadora, miro los correos electrónicos. No hay correos electrónicos asociados con el trabajo, ni mensajes, ni comunicaciones ni comunicaciones con colegas”, agregó.

Desde el momento en que Mills presentó unas presuntas inconsistencias económicas en la empresa, afirma que empezó a perder poder y participación en varias decisiones.

Adicionalmente, denunció haber sido víctima de acoso en 2010, por lo que tuvo que estar tres meses de licencia por enfermedad.

A su regreso, le dijeron que su puesto mantendría el “mismo estado, misma antigüedad y mismo salario”; sin embargo, la realidad fue otra y su cargo fue solo un nombre “ostentoso”.

“No tenía motivos para pensar por qué me discriminaban. No me dieron ninguna respuesta, esa fue una de las formas en que pensé que podría obtener una respuesta”, aseveró Mills, cuyo caso recién sería visto por las autoridades a partir del próximo año.


TAGS RELACIONADOS