La fiesta congregó a un sinnúmero de personas. Baloo también tuvo una madrina durante el bautizo. (Foto: @mimi971320/composición)
La fiesta congregó a un sinnúmero de personas. Baloo también tuvo una madrina durante el bautizo. (Foto: @mimi971320/composición)

Si bien es cierto que nuestras mascotas son un miembro más de nuestras familias, mereciendo tanto cariño, afecto y atención como cualquiera, una familia en llevó esto a otros niveles cuando decidieron no solo bautizar a su mono, sino también celebrar este acontecimiento con una fiesta a lo grande, la cual se hizo en como .

Un bautizo muy particular

Nuestro protagonista se llama Baloo, un pequeño primate que, como se hace con bebés humanos, recibió la “bendición de Dios” con el sacramento del bautismo, donde vemos al animalito arropado con vestidos claros como se estila en este rito religioso.

El mamífero va cargado en brazos de una de las asistentes (probablemente su dueña o madrina), quienes le recuestan para que el sacerdote le eche el agua bendita, tras lo cual vendría una pequeña misa como se suele estilar en la confesión católica.

@mimi971320 #fy #mexicomagico ♬ Che La Luna - Louis Prima

Pero, una vez que acabó la liturgia, la familia y los invitados regresaron a casa donde los esperaba una gran fiesta que estuvo decorada con una gran cantidad de globos, pasteles de diferentes sabores, paredes decoradas con murales, así también bolsas repletas de sorpresas.

Usuarios encantados con Baloo

La usuaria que compartió el metraje en TikTok, identificada como @mimi971320 lo describió de la siguiente manera: “POV: fuimos al bautizo de un chango”, cuya cinta se encuentra cerca de las 100 mil reproducciones, con cientos de comentarios hilarantes.

“Yo cuando bautizaron a mi sobrino”, “creo que es herejía, pero me encanta”, “un día normal en México”, “así fue el de mi hermano”, “me imaginé una cosa, totalmente, distinta. El Internet me arruinó”, “¿se puede tener de mascotas (los monos)?”, “están bien raros los bautizos en San Pedro, “órale, no era leyenda urbana. Cuántas veces escuché: ‘vamos a bautizar a tu changuito’”, “se parece a un primo que tengo”.