La niña llegó desde Congalla, Huancavelica. (Eduardo Laurent/Facebook)
La niña llegó desde Congalla, Huancavelica. (Eduardo Laurent/Facebook)

Una menor de 17 años llegó a Lima desde Huancavelica con engaños y terminó en una agencia de empleadas domésticas. La joven sufrió maltratos y ahora quiere volver a su pueblo. La la tiene en custodia mientras intenta resolver su caso.

Esta historia fue , quien contactó a la agencia porque necesitaba una persona para los quehaceres de su hogar. Una fuente de Perú21 en la PNP confirmó su versión y reveló que las iniciales de la joven son A.M.A.P.

"Al llegar Ana María a mi casa, me di cuenta de que algo no andaba bien, su lenguaje corporal denotaba pánico. La invité a sentarnos y a almorzar para conversar un rato y saber qué le pasaba", relató Laurent en su post.

Laurent también relató que A.M.A.P. llegó sola a Lima el 28 de noviembre con un permiso del gobernador de su pueblo. En el documento figura también la huella dactilar de la madre de la joven.

"Evidentemente, colocarla en un hogar demoraría unos días, así que (en la agencia) aprovecharon para que ella les limpie el local, les trapee el piso mientras buscaban uno. Para no gastar, la hicieron dormir en el piso, sin abrigo y no le dieron comida", indicó Laurent.

Agregó que la agencia a la que acudió para buscar una empleada doméstica –que está ubicada a "5 minutos del Jockey Plaza"– debido a que la empresa tenía hasta ahora buena reputación.

En diálogo con Perú21, David Laurent precisó que trasladó a la menor con las autoridades inmediatamente después de que ella le revelara lo ocurrido.

La joven fue luego trasladada a la Dirección de Trata de Personas (Dirintrap) de la Policía, donde se investiga el caso. Ana María será tratada por psicólogos y recibirá la ayuda necesaria.

Al respecto, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables informó mediante un comunicado que brindó ayuda a Ana María tras recibir una llamada a la Línea 100 de la empleadora de la adolescente denunciando el caso.

Personal de dicho ministerio trasladó a la menor a un albergue –en coordinación con la Fiscalía de Familia de Turno–, denunció el hecho ante la División de Investigación contra la Trata de Personas (Divintrap) e inició un proceso de investigación tutelar.

Finalmente, el ministerio se comprometió a seguir de cerca el caso de Ana María y brindarle la atención psicológica debida.

PARA MUESTRA UN BOTÓNPerú21 reveló en octubre que la mayoría de empleados domésticos trabaja de manera informal. Pero el problema va más allá: de los más de 406 mil trabajadores que existen en el país, solo el 23.4% está formalizado. Las cifras corresponden a un estudio de la Defensoría del Pueblo.

Esto quiere decir que de Essalud y pensiones. El restante 76.6% pasará duras pruebas cuando se enferme o ya no pueda seguir trabajando.

No obstante, Adelinda Díaz, secretaria general del (Sintrahogarp), señaló que la cifra es irreal, ya que existe cerca de un millón de trabajadores del hogar y de ellos solo el 3% está formalizado. "El resto son empleadores de otros rubros que hacen pasar a sus empleados por trabajadores del hogar", manifestó.

¿Y EN EL MUNDO?La denunció hoy que unas 21 millones de personas viven en condiciones de esclavitud y exigió a todos los países que tomen medidas para terminar con el problema.

El trabajo forzoso genera cada año unos beneficios de unos US$150,000 millones, según datos de la (OIT) publicados con ocasión del Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud.

De esa cantidad, dos tercios proceden de la explotación de personas –principalmente mujeres y niños– en las industrias del sexo y del entretenimiento, señala la OIT.

"Cada día, mujeres son traficadas, vendidas y encerradas en burdeles. Cada día, chicas jóvenes son casadas a la fuerza, abusadas sexualmente o explotadas como trabajadoras domésticas", denunció en un comunicado el secretario general de la ONU, .