En 2010, la pequeña francesa de 10 años Thylane Blondeau, fue declarada por la revista como  'la niña más bella del mundo'.

Sus fotos escandalizaron al mundo de la moda. Y es que las fotografías la mostraban a Thylane con tacos, maquillaje y ropa adulta. Sus críticos alegaban que era inapropiado sexualizar de esa manera a una menor de edad.

Sin embargo, ese hecho la puso bajo la mirada de la industria de la moda. Desde ese momento, su carrera ha crecido cada vez más, aunque ya sin generar controversias.

Actualmente, a punto de cumplir los 17 años, ya ha trabajado para diseñadores de talla mundial, como Jean Paul Gaultier y hasta ha incursionado en el cine, con una participación el el film galo 'Bella y Sebastián, la aventura continúa', dirigida por Christian Duguay.

Blondeau lució su belleza en las pasarelas durante la Semana de la Moda de Nueva York, que empezó el 6 de septiembre en la ciudad estadounidense. Durante el desfile trabajó de la mano de estrellas consagradas como Nicole Kidman, Naomi Watts y Catherine Zeta-Jones.

TAGS RELACIONADOS