Melissa escribe desde los 14 años, a los 25 pensó en compartir sus reflexiones pero un fallido enamorado la desanimó. A los 35 retomó la idea. Y no paró. Esta vez no pediría permiso a nadie. (Melissa Arbocco)
Melissa escribe desde los 14 años, a los 25 pensó en compartir sus reflexiones pero un fallido enamorado la desanimó. A los 35 retomó la idea. Y no paró. Esta vez no pediría permiso a nadie. (Melissa Arbocco)

Escribir es ‘liberador’ y lo sabe, como muchas de nosotras. La publicación de lo cambió todo. Nació de su diario personal. Escribe desde los 14 años, a los 25 pensó en compartir sus reflexiones pero un fallido enamorado la desanimó. A los 35 retomó la idea. Y no paró. Esta vez no pediría permiso a nadie. Abrió la cortina de su mundo, y con apoyo de su familia y de la editorial (Caja Negra), el libro se hizo realidad.

¿Qué tiene de ti Emilia?

Mucho, pero a la vez somos distintas. Tiene mucho de mi vida. En las similitudes está la capacidad de amar, la pasión como una llama y motor increíble en nuestras vidas, y la curiosidad de seguir aprendiendo de cada experiencia que toca nuestra puerta. En las diferencias, me tomé la libertad de no hacerla a semejanza mía (risas). Ella es más libre, más inocente pero, cada vez que la pienso, la escribo y la leo, me resulta tan familiar. Me gustaría abrazarla fuerte y decirle que no está sola.

Una vez me dijiste que escribir es tu “terapia personal”. ¿Consideras que la terapia es necesaria?

Es necesaria. Es un aspecto más de la salud. Así como se nos enseña tener controles periódicos con el dentista, medicina general, oncología, etc., ¿por qué no empezamos a decirlo abiertamente también?, pero de cara a la salud mental. Necesitamos velar, cuidar y dar tratamientos según correspondan a nuestra salud mental. Tenemos una serie de estímulos que nos afectan de diferentes formas y ahora mucho peor, sumándole a eso el efecto pandemia. Quien diga que esta locura de mundo apocalíptico en el que nos “estamos acostumbrando a vivir” desde hace casi ya dos años no lo ha afectado está mintiendo. TODOS necesitamos mirar hacia adentro, escucharnos, atendernos, curarnos. Y eso no lo hacemos solos; no basta tener las ganas de hacerlo. La terapia es una de las mejores fórmulas. De manera complementaria está la meditación y el deporte, pero la terapia es básica.

MIRA: Exreportera arrasa en TikTok con un informe “en vivo y en directo” del berrinche de su hijo

¿Cuál es el significado del diario en la vida de una niña, adolescente o mujer adulta?

El diario es un cómplice, un sigiloso cómplice y mejor amigo. Sería bueno que se sugiera y enseñe desde el colegio y en los hogares a usar un diario. Tener un diario o una bitácora me parece un ejercicio súper sano y 100% recomendable, sin importar la edad o el género. Te ayuda, por un lado, a repasar los principales hechos de tu día, semana, mes, año. Te permite también profundizar y reflexionar a un nivel más personal, muchas veces el día va tan rápido que no pausamos para reflexionar, el diario representa esa pausa, te permite ver mejor los detalles, sacar algunas conclusiones y remarcar lecciones. Debería ser tu bien más preciado y lo triste es que muy pocas personas llevan esta práctica.

¿Cómo te organizas como mamá, emprendedora, escritora y marketera?

Lo puedo explicar como una cadena de hechos. Primero: la pasión; alguna vez leí que cuando quieres algo de verdad, el universo conspira a tu favor. Segundo: estrategia y planificación. Qué quieres hacer y cómo lo harás. Si tienes las cosas claras, es más fácil que ataques a la yugular, evitando así desenfocar. Soy muy organizada, me encanta ordenar en general. El tiempo vale oro, y es de lo que menos tengo, entre la familia, mis proyectos editoriales y el trabajo; entonces trato de aprovecharlo al máximo. Y tercero, pero no menos importante, está el equipo. Mi esposo es mi socio estratégico en cada faceta de mi vida, mi muro de contención. Sin el apoyo que tengo no podría hacer ni la mitad de lo que hago hoy porque estaría enfocada en atender 24/7 a mis niños y al hogar. En mi trabajo como marketera, tengo un equipo increíble con el que avanzamos juntos en cada paso. Mis logros son 100% compartidos.

¿Cuántas mujeres es Emilia?

Creo que muchos tipos de mujeres se pueden identificar con Emilia, en diferentes aspectos. Emilia tiene un poco de todas nosotras. Es la chica buena, y la que se porta mal también. La que ríe a carcajadas y la que llora en la soledad. La soñadora y la rebelde. Tenemos más de una forma, tenemos etapas, facetas, colores… Emilia está en todas.

Segunda edición de El diario de Emilia.
Segunda edición de El diario de Emilia.

¿Cómo nace ‘La cajita del amor’?

Es una cajita de amor, para entregar una declaración en vida a la gente que más quieres, familiares, amigos, colegas. No debemos seguir postergando expresar lo que sentimos con la gente que aún está aquí. No quiero que carguemos más el “me hubiera gustado decirle”… Ayudo a los clientes a redactar su carta especial y, además, le sumamos otros detalles muy personalizados, como si lo hubieras hecho en casa a mano. Esos son los mejores regalos. Es algo que siempre he hecho con mi familia. No lo he hecho por negocio. Ha sido una forma de ayudar a conectar a la gente con sus personas favoritas.

¿Cómo manejar el dolor en la adolescencia, en la juventud, y a los 40 y más?

Es parte de la vida, por más que queramos evitarlo a toda costa, siempre estará y he aprendido con la edad que en el dolor es donde quizás aprendemos mucho más. Al igual que con el miedo, al dolor hay que verlo de frente. Nuestra naturaleza nos hace salir huyendo… pero al menos en mi experiencia, al dolor lo tengo que ver frente a frente y abrazarlo, consolarlo. Tengo que tenerle mucha paciencia y darle extremo amor. Cuando hablo de mi dolor, de mis miedos, empiezo a entenderlos mejor y descubro soluciones para sanarlos y seguir avanzando. Creo que esto aplica a cualquier edad, pero la ventaja es adquirir el hábito desde más joven.

¿Cómo romper el silencio?

Expresándote, ya sea que lo hables o lo escribas o lo dibujes. Hay que soltar y dar ese primer “incómodo” primer paso de hablar. ¿Qué perdemos? NADA. Cuando rompí el silencio, me quité una mochila enorme de encima, me sentí más ligera, más feliz, y me di cuenta de que al hablar le tendía la mano a alguien más.

DATO

El libro de Arbocco lo encuentras aquí

AUTOFICHA

  • “Soy mamá, marketera y escritora. Soy una apasionada empedernida con todo lo que hago.
  • Me considero la eterna estudiante, siempre buscando algo nuevo que aprender. Tengo dos carreras, un MBA y varios diplomas dentro y fuera del país”.
  • “Soy gerente de Marca & Campaña en Ieduca (Toulouse Lautrec, UCAL, Certus) y tengo ya cerca de 20 años de experiencia en marketing. Me he especializado en diseño de estrategias, planificación, branding y gestión comercial, principalmente en el sector educación”.
  • “Amo la lectura. Escribo casi como respiro. Disfruto muchísimo las conversaciones profundas. Soy feliz con mi familia y cuando estoy en medio de la naturaleza. Creo que todo está conectado y que venimos a este mundo a aprender. Ando en una búsqueda constante por sumar”.

VIDEO SUGERIDO

Urpi Torrado sobre pedro castillo: “Su popularidad viene cayendo”