​Andrés García recuerda sus años mozos. (Foto: Televisa)
​Andrés García recuerda sus años mozos. (Foto: Televisa)

El actor recordó las parrandas que vivió con su amigo, el cantante , con quien compartió casa prestada en Acapulco, cuando eran jóvenes y aún no les sonreía la fama.

MÁS INFORMACIÓN: Cómo fue la relación de Andrés García con María Félix, la diva del cine mexicano

En una de sus célebres entrevistas transmitidas en su canal de, Andrés García Tv, el otrora galán de telenovelas mexicanas, ahora de 79 años, sin tapujos reveló etapas anecdóticas de su vida a lado del “Príncipe de la canción”, quien falleció en setiembre del 2019.

y yo vivimos en un departamento prestado porque ni él ni yo teníamos dinero para tener una casa ni alquilando. Andábamos en las épocas en las que no había nada, pero él ya cantaba muy bonito y en un restaurante, en Acapulco, lo llevábamos a cantar para recolectar dinero y seguir bebiendo, seguir la parranda”, contó el ex sex simbol en medio de carcajadas, ante la pregunta ¿Qué recuerdos tienes con José José, el “Príncipe de la Canción”?

Al mencionar al entrañable José José, Andrés indicó que sus amigos del medio artístico han muerto ya, por la edad, o han sido asesinados, ya que México ha vivido etapas de violencia.

CASI LO MATAN EN HOLLYWOOD

Pero la violencia también la vivió en Estados Unidos y como era de esperarse por un lio de faldas. Andrés García, en una parte de la entrevista, aclaró que sí llegó a filmar películas en el extranjero y que Hollywood le abrió las puertas. “Fui uno de los primero en grabar en Hollywood”, aseveró el actor.

Allí, en California, conoció a Tania, una modelo de Playboy y madre de un pequeña, con quien tuvo un romance. Ese amor casi le cuesta la vida. Cuando estaban grabando una escena de su primera película en Hollywood, estaba en la piscina Tania y, súbitamente, un hombre le amenazó con pistola en mano. Sin saber qué pasaba, resultó ser que el amenazante hombre era el productor de la cinta y tenía un interés amoroso en la pareja de Andrés.

“Vi a un hombre gordito que llegó con una pistola en la mano y gritaba y gritaba. Lo único que hice fue tratar de desarmarlo e intenté ahogarlo en la alberca. Entre 20 personas me agarraron y me dijeron que se trataba del productor”, detalló. Pese a eso, García terminó de grabar esa y otra película. “Siempre por faldas, por mujeres, son los problemas”, terminó.