Beto Ortiz

El tío Vitacose

Crecí en medio de tantos medicamentos que el botiquín de mi casa era un ropero. Un armario de pared a pared repleto de remedios para todos los males del cuerpo y del espíritu.

El tío Vitacose

Un señor de aquellos

Mi tío Lucho era un caballero antiguo, un señor distinguido de aquellos que siempre parecen recién afeitados con brocha, espuma y loción Old Spice.

Un señor de aquellos

La noticia es inútil

“Olvida que ella misma es una invasora, una migrante aculturada, una perucha refugiada hace cinco años en Illinois”.

La noticia es inútil

La moral limeña

Para triunfar en Lima tienes que aprender a estar bien con Dios y con el Diablo.

La moral limeña

La masacre cotidiana

Todos los feminicidios que se reseñan aquí son reales y ocurrieron en el Perú en los últimos tres meses. Ojalá el horrendo asesinato de Eyvi Ágreda marque el inicio del fin de nuestra letal indiferencia.

La masacre cotidiana

La sagrada familia

Que los peruanos hemos endiosado a Paolo es ya una verdad incontrastable. Un dogma de fe que, a estas alturas, no necesita demostración.

La sagrada familia

Irma

Querida mamá: Ya son diez largos años que no conversamos y tengo tantas cosas que contarte.

Irma

La abuelita feroz

“Javier Ponce es genial pero fujimorista” —me whatsappea un amigo gay pero caviar. “A mí qué chucha” —le respondo— “así fuera nazi pero caníbal, yo lo leería igual”.

La abuelita feroz

Histeria colectiva

Beto Ortiz : Una mirada a los argumentos, las reacciones –y las sobrerreacciones- a la denuncia de agresión sexual de la actriz Daniella Pflucker contra su colega Guillermo Castañeda.

Histeria colectiva

La paz sea con Tubino

“Todo aquel que ataque a otro mediante ofensas, desprecios, agravios o insultos a su libertad religiosa y de culto será castigado con una pena de hasta cuatro años de cárcel”. Así reza el rezandero texto del proyecto de la Ley Tubino".

La paz sea con Tubino

La cárcel es para los cholos

Con excepción de los políticos corruptos, de los burriers extranjeros y de alguno que otro narco, en el Perú, los blancos no van presos.

La cárcel es para los cholos