28.JUL Viernes, 2017
Lima
Última actualización 07:57 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Mensaje al Perú

Compartir:

Hijo de víctima de racismo en supermercado: "El Perú está cansado de estas actitudes y listo para empezar a cambiar"

Paulo Vizcarra Veliz vive hace once años en los Estados Unidos. Hoy se pronuncia luego que su padre, Percy Vizcarra, recibió insultos racistas en un supermercado.

Paulo Vizcarra es hijo de Percy Vizcarra y Cecilia Veliz (Paulo Vizcarra)
Paulo Vizcarra es hijo de Percy Vizcarra y Cecilia Veliz (Paulo Vizcarra)

Como saben muchos, mi viejo Percy Vizcarra Basto fue agredido verbal y físicamente en Tottus. Escribí “un poco” de lo que pienso al respecto.

Es lamentable que la ignorancia e intolerancia prevalezcan en esta forma/nivel hoy por hoy en la cultura peruana. A las finales, a mi viejo poco le afecta el abuso verbal, él está orgulloso de ser quién es y no sufre de complejos de inferioridad. Lo opuesto ocurre aparentemente con la pareja en cuestión, y es un gran problema que persiste en el país.

En muchas formas me alegra que el video se haya hecho viral, ya que a la larga sirve para formar la conducta de una sociedad peruana que vive avergonzada de sus raíces, sintiéndose menos por su color de piel o lugar de procedencia.

“Cholear” es muy común, pero a las finales el racismo no es más que una construcción social. En este mundo en general, incluido (y con honores) la sociedad y cultura peruana: es la historia la que determina el “valor” percibido del color de piel o lugar de procedencia y cultura.

Con esto en cuenta, y, desde mi perspectiva de la cultura peruana, somos de un país que históricamente está acostumbrado a perder. Desde el tiempo que sigue a la cultura incaica, el Perú pierde: pierde terreno, pierde guerras, pierde en avances económicos y tecnológicos, en educación. ¿Y en nuestro deporte favorito? También estamos acostumbrados a perder. Este hecho sirve para exacerbar esa mentalidad y complejos de inferioridad, ese odio a sí mismo que se manifiestan en actitudes estúpidas como insultar a otros peruanos por ser peruanos.

Un circulo vicioso que solo sirve para alimentar esa mentalidad absurda, que es a la vez la que alimenta esos complejos y que a las finales contribuye a que sigamos perdiendo y a seguir pensando que somos de alguna manera “menos que”.

Es ridículo: ¿Un peruano insultando a otro por ser peruano? Tratándose de cholos/serranos, usando sus raíces en común como un insulto, dividiendo y debilitándose en lugar de unificar y fortalecerse por el dominador en común, que es para todo peruano independiente de su color de piel: la tierra en la que nacieron y que pisan.

Mi papi está orgulloso de haber nacido en la sierra. Yo, en lo personal, no me siento más ni menos que nadie… no pretendo poder determinar ni atribuir valor a mis aptitudes fuera de lo que la sociedad en la que viva determine valioso. Con eso dicho, creo que es contra-productivo para una sociedad tan diversa como la nuestra atribuir valor positivo o negativo al color de piel o rasgos físicos comunes de cualquier raza.

Una de las razones por las que escribo esto es porque yo sé que muchos leyendo también ‘cholean’ (con intención de ofender), sin darse cuenta de la ignorancia y complejos que revelan de sí mismos, no de las personas que suponen ofender.

Muchos comentarios y respuestas a los videos y noticia dicen cosas como “se cree europea” o “se cree gringa” sin darse cuenta que la implicación de sus comentarios es que el europeo o gringo es, en relación a el peruano, cholo, mestizo, “mejor”. Esta es, creo yo, una forma ignorante y contra-productiva de pensar.

La mujer ya fue castigada en muchas formas por su entorno social. Su vida va a ser mas difícil de aquí en adelante simplemente porque es reconocible y su actitud fue repugnante. Sin necesidad a cualquier sentencia oficial, se sentenciaron a sí mismos por sus actos. De hecho, hasta me siento un poco (bien poco) mal por ellos.

Como dije al principio, en muchas maneras me alegra que esto haya pasado y que se haya hecho viral. Demuestra en muchas formas que el Peru está cansado de estas actitudes y listo para empezar a cambiar.

Al condenar este tipo de actitud, también estamos cambiando la forma de pensar – si no de esta generación – de la que sigue, y en ese aspecto, es una victoria para el país.

Para mí es eso lo más rescatable de este asunto: que el gran ganador es la sociedad y la cultura peruana. Que al unirse en demostrar indignación y condenar este tipo de actitudes por consecuencia también demuestra y toma un paso adelante para erradicarlas.

Tal vez la chica muera pensando como piensa, pero les garantizo que la próxima vez que ella considere actuar de esta manera tendrá que pensarlo dos veces, y si no actúa de esta manera, su hijito no tendrá de quien aprender este tipo de comportamiento. Lo mismo va para cualquier persona que piense de forma similar, y que, al ver la reacción predominante a este tipo de video considere contenerse. Sin acción no existe reacción. En este caso, y con este tipo de acciones, eso es una gran victoria.

Te puede interesar



Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.