25.ABR Martes, 2017
Lima
Última actualización 11:04 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

¿Sí o no?

Compartir:

Sexo.21: Mi pareja es virgen, ¿qué puedo hacer?

Las personas que se mantienen castas, por lo general, tienen creencias válidas que entran en colisión con la pulsión sexual del ser amado.

Mi pareja es virgen. ¿Qué debo hacer? (feminema.wordpress.com)
Mi pareja es virgen. ¿Qué debo hacer? (feminema.wordpress.com)

“Mi enamorado tenía 27 años y aún no debutaba”, cuenta María Paz (31). “Pensé que me estaba engañando cuando me dijo que yo sería la primera. Sin embargo, me explicó que él había estado con una chica desde la secundaria y que, como querían casarse, se prometieron llegar castos al matrimonio. Los planes se fueron al tacho cuando ella le fue infiel. ¡Solo él cumplió su promesa!”, agrega.

No es usual que una persona adulta se mantenga en la castidad. Una referencia concreta: de acuerdo a la Encuesta Nacional de la Juventud, realizada en 2011, el 72% de jóvenes peruanos inicia su vida sexual entre los 15 y 19 años. En términos generales, la edad promedio en que se tiene el primer encuentro sexual es, según un informe del Ministerio de Salud publicado en 2012, 18 años.

HALLAZGOS SORPRENDETES
Lo usual, valga la redundancia, es que un adulto haya tenido actividad sexual al menos una vez en su vida. Por ello, muchos adultos jóvenes se sorprenden al encontrarse con otros adultos que jamás han tenido intimidad. No solo les sorprende: les choca.

“No me sentía cómodo con la situación. Mi enamorada tenía 24 años, yo tenía 27 y era virgen. Ella había iniciado su vida sexual mucho antes, pero yo no porque escondía un serio problema: sufría de eyaculación precoz. Me daba miedo quedar en ridículo con ella”.

“Cuando tenía 28 años, conocí a una chica de 25 que aún no había tenido relaciones”, dice Martín (37). “Ella me lo dijo cuando éramos amigos, pero a los pocos meses nos enamoramos y nos convertimos en pareja. Ella me dijo que no quería que la presione para tener sexo, que el momento llegaría. Fue difícil porque a esa edad estás con las hormonas en ebullición, pero resistí durante diez meses. Un buen día, ella simplemente me dijo que estaba lista”.

“No siempre tienes la suerte de tener una pareja comprensiva”, afirma Mariella (35). “En mi caso, yo era la virgen. Tenía 26 años y, simplemente, no quería tener sexo aún. Por miedo, básicamente. A esa edad estuve con un chico de mi edad que sí había tenido relaciones y que se sorprendía porque yo todavía era ‘inocente’. Fue obstinado, a tal punto que terminamos la relación porque él no podía aguantar sus ganas”.

ACCIONES A TOMAR
En una pareja, que uno sea virgen y otro no, puede ser conflictivo. Las personas que se mantienen castas, por lo general, tienen motivos como el matrimonio, religión, miedo al sexo, en fin, creencias válidas que lamentablemente entran en colisión con la pulsión sexual del ser amado. No es fácil, ciertamente. Ambos necesitan dialogar y comprenderse.

Es importante establecer puntos claros. ¿Cuándo tendrán relaciones sexuales? ¿Será en el momento menos pensado o deben cumplirse ciertas condiciones primero? ¿Necesitan ayuda para perder el miedo? ¿Cómo lograr que ese momento sea especial? ¿Están dispuestos a esperar meses? ¿Tendrán que casarse? Estas y otras preguntas deben resolverse de forma abierta y sincera, a fin de evitar malentendidos.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.