25.JUN Domingo, 2017
Lima
Última actualización 12:09 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

"Nos agradecieron el apoyo"

Compartir:

El sexo aumenta la felicidad y posiblemente te estás perdiendo de algo

Una nueva investigación revela que lo que haces antes, durante y después de tener relaciones sexuales es lo que realmente te hace feliz.

¿Por qué el sexo nos hace más felices?
¿Por qué el sexo nos hace más felices?

¿Por qué creemos que el sexo nos hace más felices? Hay algo de cierto en esta pregunta, según han revelado algunas investigaciones científicas. Por ejemplo, se ha demostrado que tener sexo una vez a la semana —en vez de una vez al mes— nos deja tan o más contentos que recibir cada mes una suma de 50 mil dólares.

Pero, si bien tener relaciones sexuales nos hace más felices, ¿de qué sirve saberlo si no sabemos por qué?

Acá te lo explicamos

Una nueva investigación publicada en _Personality and Social Psychology Bulletin en Estados Unidos dio algunas luces sobre este tema, y es que el sexo en sí no es lo que nos hace más felices, sino lo que compartimos antes, durante y después del acto sexual.

La investigadora postdoctoral de la Universidad de Toronto y coautora del mencionado estudio, Anik Debrot, explica esto en declaraciones al portal Quartz.

“Demostramos que una razón importante por la que el sexo está asociado con el bienestar es que promueve la experiencia de afecto con el compañero (…) Por lo tanto, la calidad del vínculo con el acompañante es esencial para comprender los beneficios del sexo”.

Las cuatro investigaciones

El estudio se dividió en cuatro investigaciones: primero, consultaron a 138 hombre y 197 mujeres (335 personas en total) sobre la frecuencia con la que tienen relaciones sexuales y juegos previos, ya sea besos, caricias, etc; además calificaron su “satisfacción de vida” en una escala de 1 a 5.

La segunda parte consistió en pedirle a 74 parejas en San Francisco Bay Area que calificaran su tendencia a sentir emociones positivas como alegría, contentamiento, orgullo, diversión y temor.

El tercero y cuarto estudio consistió en que los participantes escribían su estado emocional y su actividad sexual y afectuosa a lo largo del día en una especie de diario de vida, y durante varios días.

Seis meses después, los diarios demostraron que los días en que las personas tienen relaciones sexuales experimentaron más afecto y emociones positivas inmediatamente después del acto sexual, y horas más tarde también.

El hallazgo lo detalla Anik Debrot, de la Universidad de Toronto:

“También podríamos mostrar que las relaciones sexuales promueven emociones positivas, pero que las emociones positivas no aumentan las probabilidades de tener relaciones sexuales (…) Esto indica que las personas parecen sentirse bien porque tienen relaciones sexuales, pero no tienen relaciones sexuales para sentirse bien”.

El afecto es clave

De esta manera, este hallazgo apoya la conclusión de que el afecto —que se ha demostrado que promueve el bienestar psicológico y fisiológico fuera del ámbito sexual— es clave para el placer coital.

Debrot explica en el citado medio que estudios anteriores han demostrado que las conversaciones positivas ocurren a menudo después del sexo. Por eso, dice, intercambiar señales de afecto después del sexo significa aumentar la satisfacción sexual, y que la seguridad frecuente de compromiso y amor después del sexo es la clave para una buena relación.

Así que ya sabes: si estás buscando aumentar tu felicidad personal o de la relación debes estar atento a las necesidades sexuales y emocionales de tu pareja, permitir el espacio suficiente para la intimidad, y expresar tu atracción hacia él o ella antes, durante y después del sexo.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Tags:

Sexo.21