29.NOV Sábado, 2014
Última actualización 03:06 am

LA PORTADA DE HOY

No te vayas, Chavo

Compartir:
Además:

El administrador jefe de la institución científica señaló que el impacto de una roca espacial de un kilómetro de diámetro “podría acabar con la civilización”.

Recreación (Fuente: Archivo de ABC.es)
Recreación (Fuente: Archivo de ABC.es)

A propósito del impacto de un asteroide en Rusia en el que más de 1,500 personas resultaron heridas, el Congreso de Estados Unidos está investigando qué se está haciendo y cuánto dinero se necesita para proteger el planeta.

Así, durante una audiencia organizada por la Comisión de Ciencias, el administrador jefe de la NASA, Charles Bolden, señaló que solo cabe rezar si un asteroide se dirigiera al planeta.

“A partir de la información que tenemos, no sabemos de ningún asteroide que amenace la población de los Estados Unidos, pero si viene en tres semanas, recen”, dijo Bolden.

En la misma audiencia, el asesor científico de la Casa Blanca, John Holdren, señaló que los asteroides que tienen 1 kilómetro o más de diámetro pueden acabar con la civilización.

El científico señaló que a pesar que la NASA sigue de cerca un 95% de los objetos más grandes que vuelan cerca del nuestro planeta, solo se conoce aproximadamente el 10% de los 10,000 potenciales asteroides “asesinos de ciudades”, aquellos con un diámetro de 50 metros.

Según el medio español ABC, además de la intensificación de sus esfuerzos de vigilancia, la NASA está considerando el desarrollo de tecnologías para desviar objetos que podrían colisionar con la Tierra.

  • Peru21.pe no se responsabiliza por los comentarios publicados, que son autoría de los usuarios que los firman.
  • Los usuarios asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus comentarios pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • Peru21.pe se reserva el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al usuario.