27.JUN Martes, 2017
Lima
Última actualización 11:42 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Última carta

Compartir:

Gastón Ugalde: 'Yo quería ser un purista, pero lo digital me conquistó'

Foto 1 de 5

Artista boliviano dijo que los avances tecnológicos son demasiado trascendentes y que en su país el valor del arte se ha magnificado en dimensiones ilógicas.

Por Mijail Palacios Yábar (mpalacios@peru21.
Se considera un maestro del cuarto oscuro, pero está fascinado con lo digital. Ha pintado para “neoliberales”, pero hoy se siente parte de la “revolución” en Bolivia a sus colegas chilenos les decía que les regalaba el mar, pero ahora reflexiona sobre lo importante que sería para la economía.

Su edad supera el medio siglo, pero se siente como un niño feliz. Gastón Ugalde, enorme artista boliviano, estuvo por Lima y lo visitamos.

¿Por qué se alejó del ambiente artístico?
La lucha de querer ser artista reconocido afuera te cansa.

¿Se siente reconocido?
En los últimos años, sí. La fotografía ha trascendido más que mi obra pictórica, instalaciones, video o la arquitectura. Me ha traído satisfacciones como si fuera un niño. Nunca es tarde para ser un niño feliz.

Hoy es más niño feliz que antes…
Siempre lo he sido, pero ahora lo hago conscientemente, por eso juego con el color, hacer fotografías felices. Además, somos un país folclórico festivo, somos el país que más baila.

¿Cómo está el arte en Bolivia?
Un poco estancado, no hay galerías de arte privadas que inviertan en los artistas. Por otro lado, el valor del arte se ha magnificado en dimensiones ilógicas.

¿La economía boliviana cómo anda?
Estamos viviendo un proceso sociopolítico importante, donde las transformaciones son notorias. Aunque el arte siempre va ser elitista.

¿Y cuál es la función del artista en ese contexto?
Las sociedades solo se pueden transformar a través del arte. Es lo único que queda.

¿El arte debe tener color político?
Me he acercado mucho al proceso actual de Bolivia a través de mi arte y me ha dado la oportunidad de poner en marcha mi lado de gestor artístico. Todo dentro de un contexto social, como la lucha de clases. Creo que el arte también debe tener una pedagogía.

¿En ese proceso no teme que sus obras se manchen de un color político específico?
No me preocupa. Un presidente me ha pedido que pinte a Bolívar y Sucre, otro mandatario me pidió que retrate a un revolucionario aymara como Túpac Katari. Y esa comisión la recibí cuando teníamos un estado neoliberal. Ahora que ha entrada un proceso socialista el Túpac Katari sigue y es el símbolo de la revolución.

En su obra hay mucho de artesanía, usted es un artesano del arte.
Definitivamente. Una de mis obras referenciales son los tejidos y no he podido ignorar la fuerza que tienen las mantas altiplánicas en mi obra. En ellas se refleja la vida de su creador: amor, odio, llanto, sexo, violencia. Tienen toda una historia. Y al juntar 200 de ellas en un museo logran una gran fuerza de expresión.

¿Y cuánto de tecnología hay en su trabajo?
Siendo un fotógrafo que me considero un maestro del cuarto oscuro, lo digital me ha conquistado. Yo quería ser un purista, pero los avances de hoy son demasiado trascendentes. Ahora trabajo en laboratorios en Nueva York y en Europa con procesos fotográficos digitales que tienen la misma virtud del cuarto oscuro.

*¿El arte respeta fronteras? *
No. Es otra de las experiencias gratas.

¿Cuál es su posición sobre la demanda boliviana contra Chile por una salida soberana al mar
Es una injusticia cuando lo miras en profundidad. Me he relacionado tanto con artistas chilenos y siempre les decía: ‘el pedazo de mar que nos pertenece se los regalo’. ¿Cuándo has visto un cóndor que le interese bañarse en el mar? El mar es para los pelícanos. Sin embargo, cuando piensas en la economía de un país, es importante pensar en este tema. En Chile falta creatividad para solucionar esta situación.

Usted hace obras con hojas de coca para distintas personalidades, ¿qué anécdotas recuerda?
Me gustó mucho cuando me comisionaron para hacer un retrato del papa Francisco, quien me envió una nota de agradecimiento, que estaba muy feliz con la obra. Otro hecho anecdótico fue en la Feria de Sevilla, en el 92, que llevé mi primer retrato de hoja de coca de tres metros por tres metros de un campesino y la feria estuvo seis meses. Al tercer mes, me llamaron si podía ir a restaurarla porque la gente se estaba comiendo el trabajo.

No sería mala idea, una obra comible…
Para el G77 de este año en Santa Cruz hice una instalación gigante y utilice productos agrícolas para hacer, por ejemplo, el rostro de una campesina y la gente se lo comió. Lo mejor fue que no tuve que ir a recoger la obra.

FICHA DE GASTÓN UGALDE
Desde 1972, Ugalde ha tenido 81 exposiciones individuales y más de 160 exposiciones colectivas. Además, ha hecho retratos con hojas de coca de Mick Jagger, Bolívar, Che Guevara, Evo Morales y hasta del logo de la Coca Cola. Fue parte de la Feria Lima Photo. Puedes conocer su trabajo en gastonugalde.com


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.