26.JUL Miércoles, 2017
Lima
Última actualización 07:04 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Cruzan los dedos

Compartir:

Conoce el 'oyoga', la práctica que permite alcanzar orgasmos mediante el yoga

Psalm Isadora es la mujer quien inventó este novedoso ejercicio que te asegura llegar al máximo placer y ponerte en contacto directo con tu sexualidad.

Psalm Isadora es la mujer quien inventó este novedoso ejercicio que te asegura llegar al máximo placer (Instagram/Psalm Isadora)
Psalm Isadora es la mujer quien inventó este novedoso ejercicio que te asegura llegar al máximo placer (Instagram/Psalm Isadora)

“¿Nunca has tenido un orgasmo y estás cansada de fingir? ¿Tienes orgasmos, pero quieres más? ¿Buscas experimentar verdadero clímax y el éxtasis? ¿Necesitas sanar el trauma sexual de su pasado para que pueda ser libre y verdaderamente disfrutar su intimidad? Vengan a uno de mis eventos populares y talleres o desde su propia casa con mis cursos en línea”.

Con este interesante anuncio desde su sitio web, Psalm Isadora promociona lo que ella considera su invento: el oyoga, una vertiente del yoga cuya finalidad es que las mujeres puedan disfrutar de su sexualidad física y mentalmente a través de esta práctica.

100 personas confesaron los lugares más extraños donde tuvieron sexo

¿Cómo fue que esta mujer estadounidense pudo crear esta práctica que se ha convertido en un buen negocio? En primer lugar hay que señalar que *Isadora *es “una experta en campos como los tantras, la salud y el empoderamiento de la mujer”, según la revista Cosmopolitan en español.

De acuerdo con esta revista internacional, la fundadora del oyoga tuvo una infancia rodeada de sectas que practicaban el yoga. Sin embargo, cuando creció, decidió combinar estos ejercicios con “la danza del vientre y el baile burlesque”. Y fue así que descubrió que algo le ocurría.

Ella ejercitó su suelo pélvico y logró la excitación de su clítoris con estos movimientos. Pero eso no fue todo. La disciplina no solo se limita al placer sexual, sino, a derribar tabúes, barreras y traumas que impiden a las mujeres disfrutar su sexualidad al máximo,

Conoce los lugares donde no debes tener sexo (aunque tengas ganas)

Según Cosmopolitan, Psalm Isadora viajó a la India y ahí aprendió los secretos del tantra y la meditación. Una vez instruida, se sintió comprometida con ayudar a aquellas mujeres que “habían conseguido escapar de una vida de prostitución forzada en el país asiático”.

“Isadora decidió combinar sus conocimientos espirituales con los sexuales, y hacer así que estas mujeres volvieran a conectar con su propio cuerpo de un modo natural”, narra la revista.

¿Qué te parece?

Más sobre sexo:


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.