02.DIC Viernes, 2016
Lima
Última actualización 11:30 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Cuestiona a Heredia

Compartir:

Aprenda a comprar vehículos de segunda mano

Adquirir un vehículo usado puede ser una buena opción si se examina con cuidado las necesidades del comprador y el estado mecánico de la unidad.

Aprenda a comprar vehículos de segunda mano. (USI)
Aprenda a comprar vehículos de segunda mano. (USI)

Antes de iniciar el proceso de adquisición de un automóvil de segunda mano, el comprador debe tener en cuenta cuáles son sus necesidades y evaluar qué modelo puede satisfacerlas. Entre los factores a considerar se encuentran el tamaño de la familia, la frecuencia de uso, el tipo de uso que se le dará, el presupuesto mensual para combustible y el disponible para la compra.

La primera impresión


Una vez seleccionada la unidad, se debe concertar una cita con el vendedor. Es recomendable revisarla con un técnico de confianza. Lo primero que hay que observar es el exterior. Este no debe presentar golpes ni rayones, pues ello puede ser indicio de algún tipo de choque, ni tampoco corrosiones ni cambios en la tonalidad de la pintura. Por su parte, los neumáticos no deben presentar grietas ni desgaste irregular. Otra de las formas de conocer si el automóvil no fue maltratado es revisando el parachoques. Si este presenta arañazos o se encuentra mal fijado, es probable que la unidad haya sufrido golpes leves de forma constante.

Revisión a fondo


El aspecto mecánico también es fundamental, especialmente el funcionamiento del motor. Es indispensable que no presente fugas de aceite o refrigerante. Para ello aconsejamos buscar manchas en el suelo. Por último, pida una prueba de manejo, ya que es la mejor forma de sentir el funcionamiento de la unidad; desplácese suavemente, acelerando y frenando con cuidado, prestando atención a los sonidos que produzca el vehículo. Aconsejamos que el experto de confianza también dé algunas vueltas con el automóvil y, de ser posible, pida que le hagan un diagnóstico a través de la computadora de a bordo en un taller especializado.

Tenga en cuenta

  • Para probar el motor también puede acelerar a fondo y observar el humo que bota el escape. Si es azul o negro intenso, puede ser que algo ande mal; si es blanquecino, es buena señal.
  • Compruebe que el volante no presente dureza excesiva y que el pedal de freno no se encuentre muy hundido. Estas pueden ser fallas en la suspensión y el sistema de frenos

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Tags:

Autos.21