28.MAY Domingo, 2017
Lima
Última actualización 01:15 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

"PPK no tiene audacia política"

Compartir:

Afrodisíacos no funcionan: Mejora tus armas de seducción

La androstadionona y el estratetraenol —principales sustancias en perfumes afrodisíacos— se han vendido como feromonas humanas, pero no existen estudios que avalen tal nominación.

¿Los afrodisíacos no existen? (Pixabay)
¿Los afrodisíacos no existen? (Pixabay)

¿Cuántas personas han comprado un perfume para seducir a su pareja? Han invertido su tiempo y dinero para encontrar la fragancia indicada, pero todo se trataría de una promesa que no cumple con las expectativas.

La androstadionona y el estratetraenol son dos sustancias muy comunes y conocidas por ser las más utilizadas para elaborar perfumes con supuestos efectos afrodisíacos.

Este miércoles, la revista Royal Society Open Science publicó un estudio en donde dejó claro que las sustancias no tienen ningún impacto en el grado de seducción de las personas.

Desde 1990, la androstadionona y el estratetraenol se han vendido como feromonas humanas, pero no existen estudios que avalen tal nominación. Además, son comercializados en colonias y concentrados no perfumados con la promesa de incrementar la atracción sexual en quienes lo usen.

Las feromonas sirven como sustancias químicas que tienen un papel clave en el comportamiento sexual de los animales, al ser secretadas por el cuerpo son reconocidas por seres de la misma especie.

Los investigadores de la Royal Society Open Science hicieron un experimento con 94 heterosexuales (43 hombres y 51 mujeres), quienes se expusieron a las dos sustancias durante un día y un perfume al día siguiente.

Los participantes debían ver fotografías de rostros neutros y escondidos para determinar si era un hombre o una mujer, las feromonas deberían facilitar este descubrimiento. Pero el resultado fue otro.

“Los resultados concuerdan con los de otros estudios experimentales que sugieren que la androstadionona y el estratetraenol tienen pocas posibilidades de ser feromonas humanas susceptible de afectar al hombre”, indicó el estudio.

Los encargados de la investigación no niegan completamente que las feromonas sexuales afecten nuestra evaluación de seducción o de infidelidad, pero consideran “muy poco probable” que sean sustancias estudiadas.

Te puede interesar:



Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.