26.ABR Miércoles, 2017
Lima
Última actualización 12:20 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

¿Aló? ¿Aló?

Compartir:

La ciencia te explica por qué el 2017 demorará un segundo más en llegar

A la medianoche, cuando hagas tu cuenta regresiva, tienes que esperar un segundo más antes de gritar “¡Feliz Año!”.

Año Nuevo: No hay calendario exacto en este planeta. (Flickr / MisterL2)
Año Nuevo: No hay calendario exacto en este planeta. (Flickr / MisterL2)

El 2016 no solo es un año cruel sino también uno que no se va a ir así nomás. Esta medianoche, cuando estés haciendo tu cuenta regresiva para recibir el Año Nuevo, vas a tener que esperar un segundo más antes de descorchar el espumante y repartir besos y abrazos.

¿Por qué?


La ciencia —es decir, el observatorio que se ocupa de monitorear la rotación de la Tierra (la IERS, ubicada en París)— ha determinado que a los 31’536,000 de segundos que tiene este 2016 hay que sumarle uno más porque se necesita un ajuste.

Sí, este año el 2017 —como reporta la BBC— se demorará un segundo más en llegar porque se necesita compensar los desajustes que genera el movimiento de la Tierra:

“Estos mil milisegundos [es decir, un segundo] adicionales sirven para compensar una diferencia mínima pero acumulable: mientras que la longitud de un día en el reloj atómico es de 86.400 segundos, en realidad a la Tierra le toma 86.400,002 segundos hacer una rotación completa”.

Es por eso que al Laboratorio Nacional de Física (NPL por sus siglas en inglés) del Reino Unido introdujo una solución: el leap second, un segundo bisiesto que cumple la misma función que el 29 de febrero (agregado al calendario gregoriano cada cuatro años).

No hay calendario perfecto


Se supone que un año se mide por la cantidad de tiempo que le toma a nuestro planeta dar una vuelta alrededor del Sol.

Por eso, en principio, el año no dura 365 días, sino aproximadamente 635.242189 días en promedio, porque además la extensión del año varía con el paso del tiempo.

De hecho, ¿sabías que los días en la Tierra también se han ido ralentizando a lo largo de los siglos por la influencia de la gravedad de la Luna en la rotación del planeta?

¿Recuerdas el 29 de febrero? Ese día existe para que cada cuatro años no nos atrasemos un día. Eso causaría, por ejemplo, que en 50 años el solsticio de Junio ocurra en Julio (según nuestros calendarios).

Y si bien el calendario gregoriano —que es el que seguimos— tiene sus deficiencias, no existe un calendario perfecto. No hay sistema en este planeta que sea exacto.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Tags:

Año Nuevo