26.MAY Viernes, 2017
Lima
Última actualización 01:41 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

PPK toma aire

Compartir:

Ollanta Humala: Todo lo que debes saber sobre el caso Madre Mía

Perú21 hace un recuento de personajes, testimonios y hechos relacionados con la compra de testigos de presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas en una base militar en Tingo María.

El paso de Ollanta Humala por la base militar de Madre Mía ha sido cuestionado (Trome)
El paso de Ollanta Humala por la base militar de Madre Mía ha sido cuestionado (Trome)

Los audios que involucran al ex presidente Ollanta Humala en la compra de testigos del caso Madre Mía trajeron a la memoria las denuncias por presuntas violaciones a los derechos humanos presentadas, durante el 2006, contra el entonces candidato nacionalista.

Perú21 hace un recuento de los principales personajes, testimonios y hechos que envuelven no solo a la acusación de soborno a testigos, sino al caso de presuntas desapariciones en la base militar de Madre Mía, donde Ollanta Humala fue capitán del Ejército.

Compra de testigos

El 27 de mayo de 2011, Perú21 reveló el presunto pago de sobornos a un testigo del caso Madre Mía, que luego se retractó de sus declaraciones. Todo quedó registrado en un video al que este diario tuvo acceso.

En las imágenes se aprecia el preciso momento en el que Amílcar Gómez, amigo y colaborador del entonces candidato Ollanta Humala, sobornó al hijo de Jorge Ávila Rivera, testigo del recordado caso de presuntas violaciones a los derechos humanos.

Esto sucedió muy cerca de los Juzgados Anticorrupción, ubicados en la avenida Arenales, en Lince, antes de una audiencia de la Segunda Sala Penal Liquidadora, aparentemente el 31 de marzo de 2011.

[Las transcripciones de los audios de Ollanta Humala que revelan supuesta compra de testigos]

¿Quiénes son Jorge Ávila y Amílcar Gómez?

Jorge Ávila

En el 2006, denunció que Ollanta Humala era el capitán ‘Carlos’ y lo sindicó como el presunto asesino de su hermana Natividad y su cuñado Benigno Sullca en la base militar de Madre Mía (en Tingo María), durante una redada antiterrorista.

En un testimonio oficial, señaló que el 17 de junio de 1992 sus familiares y él fueron detenidos y conducidos a las instalaciones del Ejército, donde fueron acusados de terroristas y torturados por el capitán ‘Carlos’. Agregó que la madrugada del 22 de junio los llevaron al ‘matadero’, pero él pudo escapar, lanzándose al río Huallaga.

Años después, se inició un proceso judicial, durante el cual Ávila retractó. En mayo de 2009, la Sala Penal Nacional de la Corte Suprema archivó la denuncia por falta de pruebas.

Amílcar Gómez

Suboficial del Ejército, participó en el levantamiento de Locumba, encabezado por Humala, en el año 2000, a finales del gobierno de Alberto Fujimori. Era hombre de confianza del entonces candidato de Gana Perú y durante una audiencia fue señalado por Rubén Gómez como el que pagó 4 mil dólares a Jorge Ávila para que retire su versión.

En el 2013, en plena gestión presidencial de Ollanta Humala, su nombre volvió a la prensa cuando se conoció que el agente trabaja en Palacio de Gobierno.

En un comunicado, el propio Ejército lo confirmó. Precisó que formaba parte “del grupo encargado de coordinar acciones cívicas y otras actividades” que, “por disposición del sector Defensa”, el Ejército realiza con el “Despacho Presidencial”.

¿Cómo comenzó el caso?

En 1996, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos denunció que Humala estuvo involucrado en supuestas violaciones a los derechos humanos cuando era jefe de la base militar de Madre Mía, en 1992. En aquellos días el ex presidente tenía el grado de capitán.

En el 2009, esa organización señaló 11 casos perpetrados en la base de Mare Mía, entre desaparecidos, torturados y maltratados. Una de esas víctimas fue Jorge Ávila.

El 22 de junio de 2010, se presentó una petición a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para establecer la responsabilidad del Estado peruano por la desaparición forzada de Natividad Ávila Rivera y Benigno Sullca Castro, ocurrida el 17 de Junio de 1992, en la base militar de Madre Mía.

“El objetivo de esta petición es la búsqueda de justicia para esta pareja de convivientes que fueron torturados y desaparecidos durante la violencia política en una zona duramente castigada y en la que hasta hace poco actuaba el grupo terrorista Sendero Luminoso”, explicó la Coordinadora en un comunicado del 2012.

Agregó que “en el proceso judicial que se llevó a cabo para determinar a los responsables de estos crímenes, las resoluciones señalaron que los hechos denunciados ocurrieron, pero no se pudo establecer quiénes fueron los responsables”.

Años antes, en un informe de marzo de 2006 mencionó que “varios pobladores del Alto Huallaga han presentado denuncias públicas contra el ex capitán Ollanta Humala Tasso, Jefe Militar de la Base Contrasubversiva “Madre Mía”, ubicada en la provincia de Tocache, (Departamento de San Martín) acusándolo de delitos de violación de derechos humanos. Las primeras revelaciones fueron hechas a través de un canal de televisión”.

Humala siempre negó las acusaciones

Cuando la denuncia saltó en la campaña presidencial de 2006, Ollanta Humala negó cualquier participación en actos irregulares. “No he cometido violaciones a los derechos humanos, no me corro y me someto a la justicia, no pido amnistía ni asilo político; estoy con la conciencia tranquila”, expresó.

El pago del soborno quedó registrado en imágenes

Tal como recordamos líneas arriba, el 27 de mayo de 2011, Perú21 reveló un video que registra el presunto pago de sobornos a un testigo del caso Madre Mía, que luego se retractó de sus declaraciones.

Esto habría ocurrido el 31 de marzo de 2011, en los exteriores de los Juzgados Anticorrupción, en la avenida Arenales.

Aquí puede ver el video públicado en exclusiva por este diario

Estas son las imágenes del presunto pago de soborno



Amílcar Gómez (de azul) dialoga con Jorge Ávila (de espaldas), en presencia de su abogado Franco de la Cuba y del hijo del testigo (con celular), en los exteriores del Juzgado Anticorrupción



Ávila deja el grupo y se dirige a la audiencia para cumplir lo acordado, mientras Amílcar Gómez se queda con el hijo del testigo del caso Madre Mía




Amílcar Gómez deja la sede del Banco de la Nación con un fajo de billetes y se lo entrega al hijo de Jorge Ávila dentro de un periódico


Tras la audiencia, Jorge Ávila se retira con su hijo

Más información



Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.