29.MAY Domingo, 2016
Lima
Última actualización 12:17 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Encuentro final

Compartir:

Lourdes Flores Nano: “Me gustaría ejercer parte del poder”

Lideresa confiesa que está llena de ilusión y que trabajará duro para pasar a la segunda vuelta electoral en abril próximo.

Experiencia. Considera que un gobierno de Alianza Popular será consagratorio y con gran madurez política. (Nancy Dueñas)
Experiencia. Considera que un gobierno de Alianza Popular será consagratorio y con gran madurez política. (Nancy Dueñas)

Tras un viraje en su trayectoria política, la lideresa del Partido Popular Cristiano escribe un nuevo capítulo, esta vez de la mano de su otrora rival, el líder del Partido Aprista Peruano, Alan García, con quien busca llegar a Palacio de Gobierno con Alianza Popular.

¿Quién tuvo la iniciativa de crear la Alianza Popular (Apra-PPC), que ha causado tanto revuelo?
Se produjeron hasta cuatro conversaciones el año pasado. Después de la tercera conversación, presumíamos que había un interés y consultamos abiertamente si efectivamente Alan García tenía un interés en cerrar un trato político y se aceptó.

¿O sea, el PPC fue el de la iniciativa?
De pronto sí, de encontrar una conclusión de diálogos que habían sido muy amenos, muy simpáticos, muy interesantes, pero, como estaban un poco periféricos, quisimos aterrizar. En una cuarta conversación directa se habló con tanta transparencia que llegamos a la conclusión de que era un proyecto viable.

Tanto usted como Alan García tienen pasivos importantes. Muchos quieren renovación y García es visto como goloso por la presidencia…
La expectativa de un tercer gobierno para alguien que ha sido dos veces presidente siempre está presente. Creo que será un gobierno consagratorio, con gran madurez política. Para muchos jóvenes, tanto García como yo tenemos larga data, no nos ocultamos, es un aporte. Queremos tener jóvenes en nuestra lista.

¿Goloso o no?
No. García aporta hoy lo que otros candidatos no tienen: experiencia y liderazgo, indispensables para el momento actual. Por eso aspira a un tercer gobierno. Dios le dio a Alan García el privilegio de ser presidente a los 35 años, en su segundo gobierno enmendó errores y lo hizo bien. Démosle la oportunidad de que deje como legado un buen tercer mandato. Su principal mensaje es ser un gobierno de unidad nacional. Nadie tiene la grandeza para hacerlo.

También está el tema de los ‘narcoindultos’.
Ahí García no tiene una responsabilidad directa. Él no se asoció con narcotraficantes. Lo quisieron pasar así y al final fueron dos o un caso de conmutación de pena que puede cuestionarse. Esto ha sido juzgado. Me parece positivo que se cree una comisión absolutamente ajena al Estado para ver este tema. También se puede poner un límite a los indultos por narcotráfico.

Lamentablemente la imagen se creó…
Todo político que tuvo una función cuenta con una carga negativa. A mí me ponen en lo negativo no haber ganado dos elecciones, que no tengo éxito…

Que es salada. ¿Eso la afecta?
¡No! Personalmente no me afecta. Entiendo que en el balance de las simpatías y antipatías eso sea un demérito. Así es la vida. Pero yo hago política en función de ideas y lucho por lo que creo. En política uno tiene que sonreír ante la crítica.

Este gobierno ideó un plan, dicen que se llama el Plan Samper, para asociar a García con el narcotráfico. ¿Cuánto ha calado esto en la población?
Se pretendió eso y también sacar a García de la política, hubo una intencionalidad. García ha tenido la habilidad de mirar más allá de su propia casa. Nuestra presencia, la de otros movimientos y, sobre todo, garantizar un gobierno abierto, democrático, es la mejor respuesta a esa actitud sectaria y hostil. Eso nos permitirá hacer pactos en la segunda vuelta y gobernar para todos…

Habla como si estuviera segura de ir a la segunda vuelta…
Estoy convencida de que pasamos a la segunda vuelta. Estoy llena de ilusión y trabajaremos duro para ello. Tengo una gran humildad y sentido de responsabilidad para la campaña. Le pedí a Alan García que, mientras él recorría el sur, yo me concentre en Lima, sin perjuicio de los mítines. En enero haré una campaña de cercanía, uno se nutre mucho de escuchar a la gente. En febrero recorreré la costa peruana, combinando discurso y mucha cercanía.

La motivación para esta alianza también es que el PPC no pasaba la valla electoral…
(Ríe). Eso quedará como una pregunta sin respuesta. Hoy no hacemos una especulación sobre el pasado…

¿PPK los choteó?
No. Al inicio quiso una alianza con personas, sin partidos. En la etapa final aceptó ir con mi partido, pidiendo que yo integrara la vicepresidencia. Con cariño y agradecimiento le respondí que ya estaba comprometida con esta alianza. Me ilusiona que convenzamos al Perú de que puede haber buena política, que no se puede improvisar permanentemente, que la experiencia cuenta.

¿La alianza con PPK en el 2011 fue exitosa?
Fue muy grata. Quizá tuvo un grado de improvisación, PPK no tenía un partido, por eso ahora lo creó. Pero le guardo gratitud y respeto. El proyecto de PPK ahora es más improvisado aún. Es una cantidad de pasajeros que se van subiendo a la combi. A qué paradero llegan… no lo sé.

¿Tan improvisado le parece PPK?
Hay un alto grado de individualismo, son personas que vienen de distintos lugares. Es un Perú Posible II. La Alianza Popular es algo distinto, es un acto de madurez, de unión, con visión de futuro.

¿Alianza Popular es una alianza o un cogobierno?
Un pacto de cogobierno. Participaremos activamente del gobierno. García quiere un gabinete plural, amplio, que incorpore miembros del PPC, independientes. Estoy segura de que la segunda vuelta nos obligará a entendimientos. Creo que podemos tener un genuino gobierno de unidad nacional donde mi partido tendrá un rol importante como socio estratégico.

¿El PPC tomaría decisiones de gobierno?
Evidentemente. Cuando dos partidos deciden hacer un cogobierno institucional, uno de ellos –sin dejar de estar en el gobierno– ejerce un control, una fiscalización. Hemos vivido tanto individualismo que la gente se sorprende con que pueda haber un control.

O pueden ser un ‘minisancochado’…
No, porque tenemos un plan de gobierno minucioso.

En este cogobierno usted sería la primera ministra…
Primero ganemos (ríe). De momento el presidente García, nuestro candidato, me ha dado el honor de encargarme de la vicepresidencia, puede ser un cargo honorífico o de responsabilidad específica. Vamos a ver.

¿Le gustaría ser primera ministra?
De ser gobierno, me gustaría ejercer parte del poder, siempre como colaboradora leal, y ser simultáneamente un elemento de control.

¿Mauricio Mulder encabezará la lista parlamentaria? ¿Y el PPC?
Al Apra le corresponde el número uno, su asamblea decidirá quién es. Nosotros tenemos el número dos. Esto se ha repartido equitativamente. El PPC tiene en ocho departamentos el número uno, en ocho el número dos y en siete el tres. Y el Apra tiene otro tanto.

¿Quién será el número dos del PPC?
También habrá una asamblea que decida. Para ser realistas, ese lugar le corresponde al presidente del PPC, Raúl Castro.

¿Y los invitados?
Hay cierta flexibilidad. El grueso está asignado al Apra, salvo dos cupos que nosotros podemos invitar. El partido decidirá si son del PPC o invitados.

¿Al concentrarse en Lima busca recuperar su voto municipal?
Estoy segura de que esta entrevista es un mensaje para quienes nos dieron el voto, en tres elecciones, para que se pongan su camiseta verde y que apoyen la Alianza Popular. Estamos tras esos votos, guiñándoles todos los ojos a esos electores.

¿Conocía al segundo vicepresidente, David Salazar?
Lo conocí hace algunos años donde una comadre que tengo en Andahuaylas. Me causa una magnífica impresión. Es un apurimeño quechuahablante y comprometido con Sierra Exportadora. Conoce la realidad del campo para darle un mercado externo. Puede ser un hombre importantísimo en la modernización del agro.

No ha trascendido mucho su capacidad…
Hay que escucharlo. Los limeños acaparamos a veces la prensa. Fue un buen presidente regional, contribuyó a que Las Bambas se realizara.

¿Cómo harán para no contradecirse usted y García en la medida que dos soles no pueden brillar en el mismo firmamento?
Tenemos una comunicación y coordinación permanente. Siempre habrá matices, pero tenemos un plan de gobierno. Tengo clarísimo que el candidato es el presidente García. Yo lo respaldo con enorme lealtad y con la convicción de que debe ser el próximo presidente.

¿Confía en él?
Sí, evidencia la actitud que da la madurez. Sinceramente, estoy segura de que haremos un buen gobierno, serio, institucional. Quiero transmitir ese mensaje y también de que sé cuál es mi lugar, siempre. Ambos formamos parte de una colectividad.

Usted está en contra de la unión civil con todos los derechos. ¿El Apra no?
No diría que el Apra, algunos miembros. El presidente tiene que saber que es un tema de conciencia y que debe mirarse en la pluralidad de un Parlamento…

Los homosexuales son ciudadanos, tienen derechos; no es un tema de conciencia.
El tema volverá a estar en el debate. Estoy absolutamente a favor del reconocimiento de derechos a los homosexuales que sean muy amplios: patrimonial, hereditario, de asistencia recíproca, visita en la cárcel, todo. No creo en un matrimonio. Los franceses le llaman Pacto de Solidaridad, estoy de acuerdo con ello. No podemos estar de acuerdo exactamente en todo. Pero si el Parlamento toma una posición, la respaldaremos.

García dijo que derogaría la Ley Universitaria, incluida la Sunedu.
La perfeccionaría. La Sunedu nació con la sensación de una intervención política que no es buena. Lo esencial de la educación universitaria es la acreditación, demostrar calidad. Un órgano que, desde el Gobierno Central, da indicaciones a la universidad no me gusta…

¿Se tumba o no se tumba a la Sunedu, como dijo García?
La perfeccionaría para que no sea interventora. No hay diferencia con el presidente García en esto. Siempre habrá matices.

¿Está de acuerdo con García en que las FF.AA. intervengan en seguridad ciudadana?
Para situaciones precisas, no tengo ninguna objeción. Ejemplo: que en determinados lugares estratégicos pueda haber cierto control me parece importante, o que actúen en inteligencia. Son intervenciones puntuales que complementan la función policial.

¿Cuál es el sentido de crear un Ministerio de la Juventud, como plantea García?
Es dar una respuesta a una problemática de un tema importante para el país. De crearse, habría que ser cuidadoso para no incrementar burocracia, eso piensa también Alan García. No es una diferencia.

¿Quién es el jefe del plan de gobierno?
El Apra ha puesto a Enrique Cornejo. Nosotros a Percy Tabory. Hay 15 personas trabajando conjuntamente para un primer documento. Cruzamos información. Alan García y yo estamos coordinando el documento final.

¿Ejemplo de discrepancias, por favor?
Son matices, estamos incidiendo en que la SBS vigile mejor el asunto de las tasas de interés de las tarjetas, que son muy altas. Pero no hay discrepancia de fondo. Es un aprendizaje el trabajar con otro equipo.

¿Quién define las propuestas en inversión pública, etc.?
Tenemos las 10 propuestas lanzadas por García en el Coliseo Chamochumbi. Hemos integrado a Pepe Valderrama, a Andrés Escalante, trabajó con Ismael Benavides; también, Carlos Neuhaus, Roxana Orrego, Celso Sotomarino, Alfredo Lozada, Pablo Secada…

No está en el PPC…
Yo lo he invitado, está suspendido, pero no en su inteligencia. Del Apra está Ismael Benavides. La voz de Luis Carranza, aunque no está integrado, siempre es importante. Creo que su presencia es fundamental en el gobierno. Está la gente del Plan Bicentenario, Rosario Fernández, Miguel Hidalgo.

¿Quién es el Luis Favre, quién hace el marketing de campaña?
El Favre es Alan García, tiene mucho conocimiento. Además, tenemos a Hugo Otero, que apuesta por transmitir ideas, no vender un producto. El jefe de campaña es Fernando Barrios.

¿Su partido casi se fractura?
Hubo discrepancias internas por las elecciones, hay una investigación y eso va por cuerdas separadas, congelado. Lo dicho, dicho está, y lo congelado también. No removamos esto, concentrémonos en nuestra tarea: gobernar el país.

CESAR ACUÑA ES LA IMPROVISACIÓN TOTAL

¿Quién es el candidato más peligroso?
No hay rival pequeño. Keiko, a quien yo aprecio, intenta limpiar el honor de su apellido y tratando de construir algo que quiere vender como distinto a lo que hizo su padre. No estoy segura de que lo sea en los hechos y no en el gobierno. ¿Es la reedición modernizada del viejo estilo o algo realmente renovado? Me inclino por lo primero. No es la mejor opción darles la posibilidad de gobernar el país a quienes lo destruyeron institucionalmente. No es el mejor médico para ese mal. Además, no tiene experiencia. PPK individualmente es extraordinario, pero su proyecto es una suma de individuos. Colectivamente es un proyecto muy improvisado.

PPK dijo que fue un error apoyar a Keiko.
Le dije que no lo hiciera público. Supongo que ahora quiere tomar distancia.

¿César Acuña?
Tiene denuncias serias que nos dan una idea del político que es. Él es la ‘súper combi’, es la improvisación total. Ha usado sus universidades para promoverse. A los padres de familia esto no les ha gustado y la Ley Universitaria castiga el proselitismo. A nosotros nos han procesado por una reunión en una oficina, nada comparable, aunque me parece bien que se investigue.

¿Este gobierno será un quinquenio perdido?
Sí, recibió recursos y los desperdició. Fue mediocre.

PPK dijo que no veía injerencia del gobierno en el proceso electoral.
La amonestación del JNE al presidente Humala es justa y adecuada, no puede descalificar a los candidatos. No puede contratar publicidad estatal. Puede hablar de sus obras, pero no insultar. PPK no lo ve, tal vez está echándole un guiñito a alguien. Daniel Urresti está en el proceso para morder. Lamento que el premier Cateriano diga que rechaza y no acepta la opinión del Jurado. Tiene que tranquilarse; serenidad, Pedro.

DATO

  • Lourdes Flores es abogada de la PUCP y doctora de la Universidad Complutense de Madrid. Fue presidenta y candidata presidencial del Partido Popular Cristiano. Ha sido congresista y rectora de la Universidad San Ignacio de Loyola. Ha sido candidata municipal por Lima.

Por Mariela Balbi – Periodista


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.