Además:

Legislador Aldo Bardález usa a empleada del Congreso para cuidar a su madre

Domingo 13 de enero del 2013 | 22:35

Panorama descubrió que la trabajadora Elina Yepes se encarga de movilizar y proteger a María Rosaura Cochagne en Moyobamba, pese a que su función como técnica parlamentaria debe cumplirla en Lima.

(Panorama)
(Panorama)

Un nuevo escándalo remece el desprestigiado Congreso. Una investigación periodística reveló que el fujimorista Aldo Bardález dispuso que una empleada contratada para que labore en su despacho asista, cuide y acompañe a su madre, María Rosaura Cochagne, en sus tareas cotidianas en Moyobamba.

En las imágenes difundidas por Panorama, se ve a Elina Yepes llevando en su moto a la progenitora del legislador a distintas partes y a cualquier hora del día, incluso le compra fruta, pese a que su función es la de ser coordinadora de la oficina descentralizada del parlamentario en la región San Martín.

Pero lo más grave es que Yepes Tarrillo figura en las planillas como técnica parlamentaria en el nivel SA6 desde marzo del 2012 y con un sueldo de más de 4,600 soles, pero ella confesó que solo gana 1,800 soles al mes. Es evidente que alguien se queda con una gran parte de su salario, lo que hace recordar el caso de Elsa Canchaya, quien perdió su curul por contratar a una ‘empleada fantasma’.

Cuando fue confrontado por esta irregularidad, Bardález reconoció que contrató a Yepes porque es amiga de su madre y le pidió a su empleada que asuma su responsabilidad. Además, admitió que ella pasa gran parte del tiempo en Moyobamba, cuando su labor debe cumplirla en Lima.

  • Peru21.pe no se responsabiliza por los comentarios publicados, que son autoría de los usuarios que los firman.
  • Los usuarios asumirán toda responsabilidad frente a terceros por cualquier daño o perjuicio que el contenido de sus comentarios pueda causar, incluyendo responsabilidades de tipo civil, administrativo y/o penal, o infracciones a derechos de autor o de marca, o cualquiera sea su naturaleza.
  • Peru21.pe se reserva el derecho a eliminar los comentarios que se consideren fuera de lugar y/o que puedan atentar contra las políticas internas de la empresa, sin necesidad de comunicación previa al usuario.