20.JUL Jueves, 2017
Lima
Última actualización 03:39 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Guerra de tronos

Compartir:
Julia Príncipe: “Esta situación es una clara injerencia del Poder Ejecutivo”
Opinión

Siempre nos llamó la atención que en grados, disciplina, fueros, etc, se trate de igual manera a los efectivos de la Policía Nacional del Perú y de las Fuerzas Armadas.

Carlos Tapia,Opina.21
Siempre nos llamó la atención que en grados, disciplina, fueros, etc, se trate de igual manera a los efectivos de la Policía Nacional del Perú y de las Fuerzas Armadas. La lucha contra el terrorismo confundió acercando aún más sus identidades, perdiéndose de vista sus finalidades diferentes. La Policía es una fuerza que busca mantener el Orden Interno y favorecer la convivencia pacífica entre los ciudadanos. Resguarda el orden público, regula el tráfico, investiga las faltas y delitos; para eso disuade, investiga y captura a los delincuentes.

En realidad, la Policía Nacional además de ser una institución y tener un poder, es también un servicio público. Y sus miembros, dado el caso, están autorizados a usar todo el poder de policía, incluso utilizar su arma.

Las Fuerzas Armadas son otro tipo de institución, tiene como finalidad defender la soberanía nacional, la integridad territorial, etc. El policía lo es aunque no tenga armas; el soldado sin arma no lo es. El policía está instruido para salvar vidas, el soldado se entrena en el uso de armas para destruir al enemigo o para casos excepcionales. ¿Un desborde de masas, con saqueo y vandalismo, como en la huelga policial del 5 de febrero de 1975?

Eliminar “arma de reglamento” y avalar el uso “de otros medios” tanto para la PNP como las FFAA –modificación de la ley 30151– es peligroso ¿Cómo entenderán “otros medios” la tripulación de una tanqueta armada de una ametralladora de 20 mm, una compañía de paracaidistas, o el soldado que porta un RPG?

La intención de hacer estos cambios legales pudo ser buena (aunque por el uso reglamentario de su arma, el policía estaba ya protegido desde el año 2007), pero los resultados pueden ser malos. Habría que analizar cómo así los carabineros chilenos, enfrentados a más de 100 mil manifestantes que tenían hasta bombas molotov, lograban dispersarlos sin ningún muerto. Acá ya se cuentan 34.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.