22.MAY Lunes, 2017
Lima
Última actualización 12:32 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Cortó por lo sano

Compartir:
Se hallan irregularidades en adenda y Contraloría denunciará a 10 funcionarios
Opinión

Dos semanas atrás, la Policía Federal de Brasil llevó a cabo la mayor operación de su historia, movilizando simultáneamente a 1,100 policías en seis Estados, interviniendo 194 locales de 30 empresas de la industria de la carne, recogiendo pruebas y realizando 38 arrestos. El motivo de la operación fue la denuncia de un esquema de corrupción de inspectores públicos para ocultar la venta de carne vencida y adulterada con ácidos y otros productos químicos.

La operación se realizó en cuatro de las cinco principales empresas de Brasil, incluida la JBS, la mayor empresa de carne del mundo, generando una caída de 8% de sus acciones.

La creación del oligopolio de la carne fue idea de Lula da Silva y Luciano Coutinho, ex presidente del BNDES. Ellos decidieron imitar la experiencia de los chaebols de Corea del Sur y, en 10 años (2005-2014), el BNDES canalizó cerca de 5 mil millones de dólares en crédito subsidiado a 5 empresas para que compraran a sus competidores.

Jugando con el dinero público y sirviendo a los intereses políticos del PT, el BNDES relajó los criterios técnicos en sus políticas de crédito, y el Ministerio de Agricultura se sometió a la corrupción. El resultado fue que, hoy, las principales empresas de carne de Brasil no atienden los requisitos sanitarios globales, y ni siquiera brasileños.

Cada día se hace más claro que el capitalismo de compadres promovido por el PT tiene dos elementos centrales: creación de monopolios públicos y privados, e institucionalización de la corrupción.

Las acciones anticorrupción de Lava jato y ‘Carne Fraca’ (carne débil) están mostrando las políticas reales del PT, ocultadas por su discurso populista.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.