29.MAY Lunes, 2017
Lima
Última actualización 11:57 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Lo complican

Compartir:
Opinión

Refiriéndose al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), Joseph Stiglitz, premio Nobel que alguna credibilidad debe tener entre los funcionarios del MEF, ha dicho que “tal vez la parte más odiosa –más deshonesta– de estos acuerdos sea la concerniente a la protección de los inversores”.

Para Stiglitz, el tratado hará que aspectos centrales de las políticas de salud, medioambiente y seguridad dejen de estar controlados y regulados por los Estados que lo firmen. Será un gran triunfo de las trasnacionales, que podrán llevar a tribunales internacionales a los Estados que osen provocar “cualquier reducción de sus ganancias futuras esperadas”, producto de “cambios regulatorios” (www.nonegociable.pe 22.5.15). El colmo es que un asunto tan grave como este lo están manejando en absoluto secreto los 12 países involucrados en la negociación, incluido el Perú. El ministro de Economía tiene la obligación de informar en el Congreso los efectos del tratado, para conocimiento de todos los peruanos; por ejemplo, lo referido a áreas sensibles como la salud y los medicamentos. El nuevo tratado amplía el periodo considerado en el TLC Perú-EE.UU. que permite el control de las patentes por los grandes laboratorios. Con esto se le estaría dando un golpe directo al incremento de la producción y distribución de medicamentos genéricos. El asunto es de urgencia absoluta, porque el Senado norteamericano, con el apoyo republicano, le acaba de otorgar al presidente Obama luz verde a la llamada “vía rápida” (fast track) para aprobar el TPP.

Por más coincidencia que el Parlamento peruano, o por lo menos algunas de sus bancadas, y los grandes medios de comunicación tengan con la firma de este tratado, por lo menos deberían abrir el debate y exigir que el texto se divulgue. Es un derecho ciudadano. A pesar de la mentalidad pro EE.UU. de gran parte de los altos funcionarios del MEF, no pueden dejar de reparar en que ese país está blindándose en su caída frente a China y a otras potencias del siglo XXI.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.