20.JUL Jueves, 2017
Lima
Última actualización 03:39 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Guerra de tronos

Compartir:
Opinión

– Fuentes de arriba me confirmaron absolutamente lo que le reveló Lerner a AAR días atrás sobre que Epensa le ofreció mi cabeza a Humala al comienzo de este gobierno por si le era “molestoso”.

Aldo Mariátegui,Ensayos impopulares
No voy a hacer el típico escandalete histérico que montaría la escultural RMP u otro de mis coleguitas si una revelación así les alcanzase (o a un caviar) ni tampoco me espero solidaridades (que ya las ha habido en privado y esas son las que valen de verdad, tal como la caridad anónima), comunicados con firmas de ‘notables’ y ese tipo de cojudeces públicas que le encantan a los caviares. Tampoco a mi edad, y con todo lo visto, voy a quedar shockeado porque alguien con quien trabajaste lealmente ocho años al final haya resultado así de poquita cosa. Tal es la especie humana. Un poco de náuseas y ya está. C´est la vie.

– Veo a varios de los otrora favoritos (AAR, RMP, Faverón, Jáuregui y otros locutores) de Alejo MQ y Bernardo RR contra EC, y creo que el refrán debería ser “cría caviares y te sacarán los ojos”.

– Un típico viejo blanco decadente limeño trató de atacarme en su ágrafa y marginal columna (de favor) con la insinuación que soy gay por apoyar que estos se casen y hasta adopten. Así de estúpidos y tercermundistas pueden ser en pleno siglo XXI. Debe ser que cuando eres tan extremadamente obeso por gula para hacer honor a un adiposo apellido (no por la desgracia de un mal) no solo acabes dando asco, como advertía Valdelomar, sino que la grasa ahogue tus pocas neuronas y termines ‘escribiendo’ babosadas que ruborizarían a la ‘China’ Tudela’, como enumerar apellidos supuestamente pitucos limeños para reseñar a un abogado, menospreciar la pinta de una millonaria informal o adular tanto a Toledo y Bedoya. Pinta, panza y cerebro de vergüenza ajena.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.