26.MAY Viernes, 2017
Lima
Última actualización 07:41 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

PPK toma aire

Compartir:

"Sacar licencia para poner una planta toma hasta tres años"

La industria nacional se ha profesionalizado, ha mejorado sus procesos y eso ha contribuido a que hoy se valore más el producto peruano cuando antes se creía que lo importado era mejor, dice el actual presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI).

Foto: César Fajardo.
Foto: César Fajardo.

Luis Salazar,Empresario
Autor: Alicce Cabanillas.
@alicce en Twitter

El 2014 ha sido denominado ‘Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático’. Para Luis Salazar, presidente del gremio que agrupa a las empresas que hacen industria, esto refuerza la intención de la gestión Humala de promover al sector. Sin embargo, advierte que hay una sobrerregulación que hace poco atractiva la inversión en la producción de valor agregado.

¿Qué ha pasado con la manufactura en los últimos años?
Se ha profesionalizado. Por ejemplo, en el negocio de los embutidos –rubro en el que estoy– hace 25 años el reparto se hacía sin frío, confiando en la velocidad. Hoy es inconcebible que un camión salga sin refrigeración. En general, se ha dado una importante evolución. La calidad de los textiles ha mejorado tremendamente. Igual pasa con la industria de muebles o de la gastronomía. Antes se importaba, se creía que lo de fuera era mejor, pero hoy se consume peruano y con orgullo.

¿Esto les permitió mitigar el impacto de la crisis mundial?
Las dos crisis, de 2009 y 2013, han golpeado más a los negocios orientados a la exportación porque en los mercados a los que se dirigían disminuyó la demanda. Donde nos hemos complicado es a nivel interno con una sobrerregulación en lo laboral, tributario, ambiental y hasta en las licencias de Indeci para el funcionamiento de plantas.

¿Pese a que en los últimos dos gobiernos ha habido mucho afán por anular las trabas a los negocios?
Lo que pasa es que hubo dos corrientes. Los peruanos nos hemos empezado a sentir mejor y eso es bueno, pero esto ha generado que miremos a otras partes del mundo para traer las mejores leyes y nos hemos estado sobrerregulando. La situación ha venido complicándose de gobierno en gobierno. Esto debido a que las decisiones se han politizado.

Parte de la nueva normativa laboral y ambiental fueron exigencias para el TLC con Estados Unidos
Pero se malentendieron las exigencias. Por ejemplo, en el tema de las estándares de calidad ambientales para construir una planta nos hemos ido a extremos que no se usan ni en Europa ni en Japón ni en EE.UU. Hay que aclarar que estas regulaciones no son exclusivas de este Gobierno y que la mayoría de normas fue dada por el Congreso. Esto complica aún más las cosas pues las mejoras no se pueden corregir con decretos.

¿En qué leyes ven riesgos?
El Código del Consumidor y la Ley de la comida chatarra, por citar unos ejemplos; pero no porque su intención sea mala sino porque su espíritu es más político que técnico. Esto nos lleva a la raíz de todos los problemas. En el Perú se legisla en contra del malo y no a favor del bueno. Porque alguien robó o estafó, las normas se hacen muy rígidas y terminan perjudicando al bueno y desmotivándolo.

El Gobierno prepara un gran plan para dar soluciones, ¿les han consultado?
Participamos en la etapa de diagnóstico. El plan ataca, en parte, estas sobrerregulaciones y busca promover la industrialización de la sierra y la selva pues esta se ha concentrado en la costa porque hay infraestructura. En el Ministerio de Transportes hay proyectos interesantes para crear ejes de comunicaciones, como la longitudinal de la selva, con el fin de que los proyectos de valor agregado lleguen a los mercados.

¿Les preocupa que haya un afán controlista en el plan?
Tengo el entendimiento de que viene en sentido contrario. Si viniera en ese sentido, no estaríamos de acuerdo. Hemos propuesto que sea promotor y favorezca al buen industrial.

El presidente Humala habla mucho de valor agregado, ¿por qué no lo producimos?
La industria no está creciendo a la velocidad que debería crecer. Este año creceremos entre 1.7% y 2%, pero para que el país comience a industrializarse el sector debería expandirse entre 7% y 8% al año, más que el PBI, sobre todo para cambiar nuestra participación en la actividad productiva. Hoy representamos el 13.5% del PBI total, lo ideal es estar por encima de 20%. Nos hemos puesto la meta de llegar al 24%, pero tampoco hay zonas adecuadas para invertir.

¿Solo falta infraestructura?
No, hay también un tema de educación, no tenemos personal con las capacidades técnicas ni el conocimiento adecuado para gestionar el crecimiento de la industria. Pese al Senati, que tiene 400 mil matrículas, no se cubre la demanda. Aquí también influye la percepción de la gente, que cree que la carrera universitaria posee mayor valor, pero no es así. Para los emprendedores, es más útil estudiar una carrera técnica. De las 100 hombres más ricos del mundo, el 85% no acabó la universidad.

¿Por qué Perú no es atractivo para una planta de ensamblaje de celulares o de autos?
Además de los sobrecostos laborales, tributarios y de la falta de infraestructura, la permisología es una gran barrera. A veces tomas dos o hasta tres años obtener una licencia, eso es demasiado, lo ideal es seis meses.

AUTOFICHA

- Luis Salazar comenzó sus estudios superiores en la PUCP. A mitad de carrera se cambió a la Universidad de Lima, donde se graduó de ingeniero industrial.

- Actualmente es gerente general de Otto Kunz. También es presidente de Construcciones Metálicas Unión y director de Otto Grill.

- Salazar también es aficionado de los automóviles y la natación. De hecho, ha ganado medallas en campeonatos nacionales. Tiene tres hijos.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.