20.JUL Jueves, 2017
Lima
Última actualización 07:20 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Guerra de tronos

Compartir:
Opinión

Caerá la actividad productiva en general, pero se espera algún impacto positivo en el turismo… limitado por las lluvias.

La Semana Santa se analiza ahora desde una perspectiva económica: caerá la actividad productiva en general, pero se espera algún impacto positivo en el turismo; pero esta vez, limitado por las lluvias.

Tal vez por estar en un colegio religioso o simplemente porque no había otra opción, la Semana Santa era una época de reflexión; de pensar en los pecados, nuestros y del mundo; en la crucifixión, los latigazos en el camino; la crueldad de los no creyentes y el evidente triunfo de Dios sobre los egipcios cuando Moisés separa las aguas para cruzar el mar.

Las salas de cine pasaban siempre las mismas películas. Después de llorar un par de años (tapándome los ojos en las escenas más duras), sufría ante la sola idea de ir al cine. La televisión no tenía mucho más y, encima, era de en blanco y negro. Pero no había alternativas: incluso el mar se ponía bravo, clara señal de que Dios no quería diversión, especialmente el Viernes Santo. Tampoco se podía consumir carne.

Con todo esto, para un niño, la celebración se convertía en un fin de semana largo y aburrido. (En mi familia ni siquiera se acostumbraba dar “huevos de Pascua” pues, según mi madre, “eran de chocolate corriente”).
Hoy en día, con meses de anticipación, se planean las “vacaciones de Semana Santa”. Durante ellas, un evento casi seguro para quienes se quedan en casa o van a la playa, es la parrillada con “todas las carnes”. Nadie parece recordar eso del ayuno y la abstinencia.

¿Qué haré yo? Hace 32 horas que me dicen que repararán la avería de internet en las próximas 8 horas. Dada la época, ¿puedo esperar un milagro?


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.