22.MAY Lunes, 2017
Lima
Última actualización 01:46 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Cortó por lo sano

Compartir:
¿Qué dijeron los congresistas sobre la renuncia de Martín Vizcarra?

"No siento que trabaje porque me gusta mucho lo que hago"

Cantante, compositora, actriz, modelo e imagen de tiendas por departamentos y productos de belleza, la vida de Stephanie Cayo es todo menos calmada. Hoy quiere darle un giro a su carrera y dejar, por el momento, las telenovelas. El cine es un ámbito que la seduce.

Foto: Mario Zapata.
Foto: Mario Zapata.

Stephanie Cayo,Actriz
Autor: Gonzalo Pajares.
gpajares@peru21.com

Stephanie Cayo ya no quiere hacer telenovelas… ni en Colombia ni en México ni en Perú. Todo indica que ahora mira con interés al cine. Y, claro, no deja de lado su carrera como imágenes de marcas como Pantene: a Lima vino a presentar su nueva línea de productos. Aprovechamos esta circunstancia para conversar con ella (y seguir admirando su belleza).

¿Qué sientes cuando regresas al Perú?
Me pongo feliz de ver a mi familia y sentir la magia de mi país. Tan solo al sentir a mi gente, su acento, el olor de la ciudad… todo eso me emociona.

¿Eres de las peruanas nostálgicas, de aquellas que extrañan la comida, sus mascotas?
No. La paso bien donde esté, además, siempre estoy trabajando y viajando. Cada sito al que voy lo disfruto… sin extrañar nada.

¿Tus objetivos para este año?
Estoy enfocada en seguir aprendiendo, desarrollándome como actriz, conociendo a la gente correcta, haciendo conexiones, contactos; evaluando los proyectos que me ofrecen y viendo cuáles son sus posibilidades. También me la paso leyendo mucho, sobre todo guiones.

¿Rechazas más papeles de los que aceptas?
Hace mucho me dijeron que la actuación es una carrera de resistencia antes que de velocidad. Ahora entiendo que, como estoy creciendo –trabajo desde los nueve años–, me puedo dar más gustos y elegir lo que me gusta.

¿Hoy trabajas menos y la pasas mejor?
Sí. Trabajo menos y me pagan mejor (risas). Ahora tengo la suerte de seleccionar, de no hacer aquello que no me nace y, sobre todo, de enfocarme en mi futuro. Tengo la suerte de poder hacer y decir esto. Hoy no siento que trabaje porque me gusta mucho lo que hago.

¿Qué no harás más?
Hoy valoro más mi tiempo, trato de tener más tiempo libre, y he decidido no hacer, al menos por un buen tiempo, proyectos muy largos como telenovelas.

Uno siente que dejas pocas cosas al azar…
Yo no me dejo llevar por la corriente, en ese sentido sí he cuidado mi carrera.

Trabajas desde niña. ¿No sientes que no has vivido todas las etapas de tu vida?
No es mi caso, porque yo viví todo lo que realmente me hacía feliz. A los nueve años me hacía feliz bailar, cantar, actuar, trabajar. Tuve la suerte de tener una familia que me apoyó. Recuerdo que, al principio, mi madre se puso reacia, pero, luego, fue ganando confianza, al punto que hoy somos un equipo: es mi representante en Perú.

¿Qué tan ambiciosa eres?
(Piensa). No lo sé, nunca lo pensé. Una debe tener hambre de conocimiento, y yo tengo hambre de saber más, no solo de lo que hago sino de otras cosas. Por ejemplo, hoy estoy muy metida en temas de nutrición, de alimentación, en el cuidado del cuerpo. Me he convertido en vegetariana y soy feliz. Primero me puse a prueba un año, y me fue muy bien, es más, creo que fue mi mejor año, entonces, decidí que la experiencia fuese permanente.

¿Eres vegana?
Sí, lo soy, ya no como pescado. ¿Huevos, lácteos? Bueno, no soy tan radical.

Ese es el problema con algunos vegetarianos: cada día se radicalizan más, y ese radicalismo en su alimentación lo trasladan a otros aspectos de su vida…
Yo no soy así, y eso de radicalizarse depende mucho de la personalidad de cada quien. Yo solo estoy enfocada en una buena nutrición, en una buena alimentación, no en todo lo demás.

Volvamos a tu carrera. No quieres hacer más telenovelas. ¿Vas hacia el cine?
Tengo un proyecto: hacer una película de terror. Es un proyecto grande donde se hacen adaptaciones de textos clásicos de autores latinoamericanos. Por ejemplo, yo acabo de hacer el tráiler de una cinta inspirada en un escrito de Amado Nervo. El elenco y el nivel de producción son estupendos. Y esto me viene muy bien, pues hoy quiero crecer como actriz y como persona; eso sí, nunca he tenido el sueño hollywoodense.

Estudiaste en Nueva York…
Sí, hice un programa de teatro musical y me fue muy bien. Después me fui a Los Ángeles, donde trabajé con una coach de actuación maravillosa.

¿Harás cine en el Perú?
Me encantaría, pero aún no me han llamado. De donde sí me llamaron es de Televisa, pero he estado metida en otras cosas, tan espantada de lo que dicen que decidí desconectarme.

Para muchos, Televisa es una meta…
Para mí, no. Ellos tienen un formato que les funciona, y no tienen por qué cambiarlo, pero yo estoy en un momento de mi vida donde ese formato no se acomoda.

Mostraste fotos con tu novio en Facebook…
Hay que compartir la felicidad, eso no tiene nada de malo. Pero no quiero dar más detalles al respecto (ríe).

AUTOFICHA

- ¿Qué tan buena amiga soy? Trato de serlo. Soy muy buena con aquellos a quienes les tengo cariño. Soy una chica común y corriente a la que le gusta viajar mucho.

- La escena del orgasmo de Meg Ryan en la cinta Cuando Harry conoció a Sally es muy divertida. ¿Haría algo así? Claro, si es muy chistoso.

- Hoy quiero hacer proyectos que valgan la pena, en cine o en TV. Mi carrera como cantante continúa, un CD y un DVD salieron en Colombia. Sigo componiendo.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.