23.JUN Viernes, 2017
Lima
Última actualización 08:45 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Toma la posta

Compartir:
Opinión

“Lo que la ciudadanía espera es que el dinero de los peruanos sea correctamente usado”.

Nadie podría dudar de la experiencia partidaria y política del congresista Carlos Bruce. Sin embargo, el error que ha cometido al solicitar, mediante oficio membretado del Congreso, apoyo policial para la inauguración de su restaurante (Trastienda) es, por decir lo menos, inaudito.

Si la irregular solicitud dirigida al general PNP Hugo Begazo Bedoya, jefe de la Región Policial Lima, no se hubiese publicado, habría pasado por agua tibia como tantas situaciones de aparente abuso de un poder.

Es importante señalar la actitud oportuna del general Begazo al declarar que se había desestimado el insólito pedido, aunque lo calificara de anecdótico.

Conocida la agudeza de Bruce en los debates, estamos convencidos de que si hubiese ocurrido lo mismo con un representante de la oposición, su reacción habría sido implacable. Ahora le toca aguantar una merecida crítica.

Bruce anoche mismo ofreció disculpas, aunque lo que reconoció fue únicamente que el pedido lo hiciera en documento con sello del Legislativo. En realidad, el resbalón debe tener consecuencias claras para evitar que algo similar ocurra con otros padres de la patria. No es aceptable que ningún funcionario utilice los privilegios que el cargo otorga para asuntos personales y menos empresariales.

Vivimos graves problemas de inseguridad que la ciudadanía padece diariamente. La institución policial y toda la administración del Estado recibe sus salarios de los impuestos que pagamos los peruanos. El uso de esos recursos debe ser riguroso y apropiado. Lo que la ciudadanía espera de sus autoridades es que el dinero de los peruanos sea correctamente usado. El congresista Carlos Bruce, a quien aprecio por su trayectoria, no puede ser una excepción. Caballero, nomás.

Sobre la interpelación a Jaime Saavedra, se trata de un ejercicio democrático de control político, que, espero, no conduzca a una censura y mucho menos a hacer una cuestión de confianza. Paños fríos para ambos lados.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.