23.ABR Domingo, 2017
Lima
Última actualización 02:47 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

"En Venezuela hay dictadura"

Compartir:

Miguel Romero Sotelo: "Este es el momento de rediseñar las ciudades"

“La propuesta del presidente de la República (de crear un zar para la reconstrucción) me parece correcta, pero yo propongo crear un ministerio de tres que ya existen (vivienda, transportes y ambiente), y que tenga un consejo consultivo”.

(Luis Centurión/Perú21)
(Luis Centurión/Perú21)
Ricardo Monzón Kcomt

Ricardo Monzón Kcomt

@rmk_04

Varias ciudades del Perú sufren los estragos del gran temporal que azota al país. Las lluvias e inundaciones en el norte, sumadas a los huaicos y desbordes de ríos en Lima, han ensombrecido los ánimos de un cálido y prologando verano. Superada la emergencia, es importante y necesario que el Estado planifique la reconstrucción de las ciudades para prevenir un futuro desastre similar al actual, que ya origina muertes y cuantiosos daños materiales. El arquitecto urbanista Miguel Romero Sotelo expone ideas para empezar a levantar en el futuro las ciudades de manera responsable y duradera.

Luego de este momento crítico, ¿cómo se deben reconstruir las ciudades?
Ya la naturaleza maestra nos ha jalado las orejas. Ahora le corresponde al talento dar sus respuestas, el talento del pueblo, de las universidades, de los gobiernos de turno. En buena cuenta, hacer las cosas bien. Hemos dejado que las ciudades las diseñen los invasores al punto que el 70% de ellas en el Perú están hechas de invasión. Todas las ciudades, incluida Lima, son 30% formal y 70% informal.

¿Una de las causas principales de este desastre es la informalidad de vivienda en las ciudades del Perú?
Así es. Existen planes de huaicos, de todo, pero en la informalidad se junta el traficante de tierras, el mal policía, el mal juez, la mala autoridad. Pasada la etapa de la emergencia pasamos a la etapa del desarrollo, y para lograrlo no podemos ser conducidos por un COEN. La visión y decisión debería estar en un triunvirato: el Ministerio de Vivienda manejando la ciudad y el territorio, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones manejando la infraestructura intermodal y de servicios, y el Ministerio del Ambiente que debe buscar la armonía entre ciudad y naturaleza. Ese triunvirato debería tener un asesor, que puede ser el Ceplan (Centro de Planeamiento Estratégico).

¿El COEN solo debe ser un órgano de información?
Sí, debe ocupar su rol de ser una fuente de información real, pero no puede ser la visión del Perú. Hay que hacer nuevas ciudades y para ello tenemos programas en el Ministerio de Vivienda como “Nuevas Ciudades” y “Generación de Suelo Urbano”. Ambos fueron creados en el 2012, pero no se han utilizado. Este es el momento de utilizarlos.

¿Debe crearse un nuevo organismo que conecte los ministerios de Vivienda, Transportes y Ambiente?
Exacto. No podemos tener una visión sectorial sino una territorial que integre. El sector Vivienda no puede seguir haciendo casitas, el sector Transportes reparando un puentecito, el sector Ambiente creando lugares para poner la basura. Creo que, si bien eso es necesario y conveniente, lo que falta es tener una visión integrada, territorial.

El presidente Pedro Pablo Kuczysnki dijo que el gobierno evalúa crear una especie de zar de la reconstrucción. ¿Eso sería lo correcto?
Este es el momento para crear el Ministerio de la Ciudad, de la Infraestructura y del Territorio. La propuesta del presidente me parece correcta desde el punto de vista que integra varios esfuerzos. Lo que yo propongo es crear un ministerio de tres ministerios que ya existen, y que tenga un consejo consultivo donde esté la gente de las universidades, los colegios profesionales, Capeco, el gremio empresarial, la CGTP

¿Debe haber alguna planta de tratamiento de agua adicional a La Atarjea en Lima?
La naturaleza varía, hay momentos que tenemos sequía y otros donde tenemos abundancia extralimitada, pero hay una fuente permanente: el mar. Entonces hay que repensar las cosas. Se puede tener una desaladora para dar agua a todos los colegios, hospitales y zonas periféricas de la ciudad. Esta desaladora podría ayudar para generar agua cuando ocurran estos sucesos de escasez. Entonces hay una irracionalidad en el uso del agua. Esta es la oportunidad del Gobierno de utilizar nuevas fuentes de agua.

En el norte el agua se empoza porque no hay un drenaje profundo. ¿Cuál es la solución?
Ahora Trujillo debe reordenar todo su sistema de agua. Valencia, en España, sufrió hace 20 años la salida de un río que cruzaba toda la ciudad y rediseñaron el río y lo hicieron periférico a la ciudad. Igual acá, hay que ver por dónde podemos reubicar el río Moche. Este es el momento de rediseñar todas las ciudades del Perú.

¿Hay que ver este momento crítico como una oportunidad para cambiar las ciudades?
Exactamente. Por eso digo, la madre naturaleza ya nos jaló las orejas por lo mal que hemos actuado. La ignorancia diseñó las ciudades, ahora el talento tiene que rediseñarlas.

¿La ignorancia fue de los gobiernos centrales o de los gobiernos locales?
Yo diría que aquí la legislación abunda, tanto para el gobierno central como para el gobierno regional. Lo que no hay es gobernanza. Es decir, al alcalde de turno le interesa un bledo que la población invada una quebrada porque no quiere sacarlos y hacer el papel del malo, utilizan esa situación para que voten por él. Aquí hay que cambiar todo. Hay que atacar frontalmente a las mafias de los traficantes de tierras. Rodolfo Orellana es un mal ejemplo de lo que ocurre, hay que eliminar a los Orellana.

Autoficha

  • “Soy arquitecto de la UNI, con estudios de maestría en Urbanismo en el Centro de Estudios Urbanos de Madrid. Fui viceministro de Vivienda y decano del Colegio de Arquitectos. Decano de la Facultad de Arquitectura de la USIL. Soy presidente honorario de Corporación SUYO”.
  • “En el Perú existen malas autoridades locales que dejan que las personas vivan en zonas peligrosas, donde saben que pasan los huaicos, solo para no quedar como los malos y ganarse unos votos para ser reelegidos. Esa es la realidad”.
  • “Lima tiene tres fuentes de agua, pero solo utiliza una. Solo toma agua del Ande, pero no lo hace ni del mar ni del rehuso de las aguas. Eso tiene que cambiar desde ahora. Hay una desaladora en Santa María, pero es muy pequeña y ni siquiera está en funcionamiento”.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.