24.MAY Miércoles, 2017
Lima
Última actualización 08:32 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Se burla del Perú

Compartir:
Opinión

“Ojalá otros alcaldes se den cuenta de que promover espacios sin autos en sus jurisdicciones contribuye a mejorar la vida de las personas”.

Cuando una nueva etapa empieza solemos aprovecharla para organizarnos y empezar frescos. Muchos de ustedes están preparando sus agendas para el 2017 o proponiéndose hacer más ejercicio, tomar ocho vasos de agua al día y/o comer más sano. Un nuevo año es también una oportunidad para que nuestras autoridades empiecen con el pie derecho a planificar y ejecutar obras y políticas en nuestro beneficio. Por ello, si bien ha habido varias acciones positivas en el 2016, voy a concentrarme en una de ellas: el programa Al Damero de Pizarro sin Carro.

Esta actividad del Municipio de Lima se ha convertido en un hito en la búsqueda por una ciudad más humana, y si bien empezó a fines del 2015, se consolidó durante el 2016. Un domingo al mes, las 68 manzanas del centro histórico ubicadas entre la Plaza San Martín y el Río Rímac y entre la Av. Tacna y la Av. Abancay, se abren a las personas que caminan y usan bicicleta u otro medio de transporte no motorizado, y se cierran a los vehículos durante doce horas seguidas (de 7:00 a.m. a 7:00 p.m.). La actividad es tan exitosa que solo el domingo 27 de noviembre ingresaron más de 130 mil personas.

Esta es quizá una de las acciones más atrevidas que la gestión del alcalde Castañeda ha promovido. No solo recupera el centro histórico, sino que va en el camino correcto de la movilidad sostenible, dando pasos hacia una futura peatonalización absoluta del centro de Lima. Implementar ese plan sería un acto de valentía único y su gestión –tan cuestionada por los by-passes– podría ser recordada por siempre. Ojalá otros alcaldes se den cuenta de que promover espacios sin autos en sus jurisdicciones contribuye a mejorar la vida de las personas, promueve el comercio local, disminuye los niveles de contaminación y hace a la gente más feliz.

Mi familia y yo somos grandes amantes de la ciudad, y este 2017 vamos a plantearnos una resolución: conocer un poco más Lima. Es así que vamos a organizarnos para que, cada semana, visitemos un nuevo lugar, vivamos una experiencia distinta o, simplemente, disfrutemos de un nuevo espacio público. En algunos casos, solo necesitaremos inscribirnos en algún tour organizado por nuestro distrito o visitaremos algún museo y, en otros, deberemos afrontar el tráfico para llegar más lejos. Pero, definitivamente, uno de nuestros planes será volver a ir al centro de Lima los domingos sin auto, caminar por sus calles y redescubrir su arquitectura e historia. Este 2017 vamos a disfrutar más nuestra ciudad, pues, a pesar de todo, es nuestra y la queremos. ¡Feliz Año Nuevo! ¡Feliz ciudad!


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.