22.MAY Lunes, 2017
Lima
Última actualización 06:08 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Cortó por lo sano

Compartir:
Opinión

“Tienen tanta mugre encima que más vale negarlo todo hasta el final, como con las agendas, los aportes de Odebrecht y demás”.

Con una terquedad admirable, el ex presidente Ollanta Humala nos dice que el contrato de concesión del aeropuerto de Chinchero estuvo bien negociado, conforme pues, como dicen. Se ha dado el lujo de criticar, por supuesto, la adenda firmada por el gobierno, pero no por las razones correctas (facilitar la obra sin exigir beneficios adicionales), sino por las equivocadas (léase, politiquería).

A ver, que esto es muy simple: tan malo fue el contrato firmado entre el gobierno nacionalista y la empresa Kuntur Wasi que acabada la gestión aún no se aceptaba el cierre financiero; es decir, no se podía avanzar con la obra y llevar a cabo el contrato. ¿Y por qué no cerraba el susodicho? Muy simple: no estipulaba ni fecha máxima para el cierre financiero, ni contaba con una tasa máxima de interés (respecto al financiamiento de la obra).

“Hoy lo que está tratando de vender (NdE: el ministro Vizcarra) es que el contrato del aeropuerto de Chinchero era un mal contrato. Eso es mentira y que lo demuestren en todo caso, porque esto lo está viendo la Contraloría”, dijo ayer el ex mandatario, probando que o no entiende nada de lo que pasa, o la realidad a él no le interesa. Justamente uno de los problemas que tiene el gobierno nacionalista es un informe de Contraloría de 2014 (que no fue tomado en cuenta para la firma del contrato). Lo que hoy Contraloría estudia es la adenda; pero sobre el original ya se pronunció, criticando lo arriba mencionado.

Dicho esto, a nadie debe llamarle la atención esta seguidilla de mentiras y terquedades del ex presidente y sus colaboradores. Tienen tanta mugre encima que más vale negarlo todo hasta el final, como con las agendas, los aportes de Odebrecht y demás. Pero el tiempo viene dándonos la razón a quienes señalábamos desde el inicio (allá por mayo de 2014) las tropelías, bribonadas y excesos de ese régimen nauseabundo. ¡Increíble cómo algunos coleguitas y medios siguen hoy apañándolos y defendiéndolos! En fin, cada uno escoge cómo quiere ser recordado.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.