28.JUL Viernes, 2017
Lima
Última actualización 09:28 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Mensaje al Perú

Compartir:
Opinión

“¿Cómo fallará en la siguiente instancia el benevolente juez Sahuanay? Recordemos que él levanto el impedimento de salida de la Sra. Heredia. A esperar”.

No faltaba nada. Tenía los testimonios de los corruptores, ambos citando monto y procedencia del dinero ilícito, las referencias de la entrega, los registros de las cuentas (¡a nombre de las hijas!), los registros de puño y letra en las agendas (las negadas y vapuleadas agendas), el modus operandi del lavado (los aportantes fantasmas), las declaraciones de los aportantes fantasmas (¡usaron a familiares!), el evidente desbalance patrimonial… todo.

Como bien dice el ex congresista Chehade, si mañana fuese el juicio, tendrían que condenarlos. Bajo los estándares locales, y teniendo en consideración cómo ha actuado la justicia en casos recientes y similares, no hay duda de que debían seguir el proceso en cárcel. La gravedad de la pena, de los cargos, la historia de ambos (la Sra. Heredia obstaculizando las agendas, el ex presidente Humala comprando testigos, según un audio) y la abundante evidencia, todo ello ameritaba un fallo severo, como el brindado por el juez Richard Concepción Carhuancho.

El caso Fujimori-Montesinos fue ampliamente estudiado, analizado, descrito, documentado. Sabemos quiénes hicieron qué, cuándo, dónde, cuánto y cómo. Y si no sabemos todo, pues la mayor parte (o la más grave); fueron, a fin de cuentas, cerca de 1,500 procesados, muchos de ellos encarcelados (y algunos por montos menores).

El caso Humala-Heredia debería correr la misma suerte. Esto recién empieza, y por ello es importante que las cabezas se encuentren recluidas. En esta historia los procesados aún no suman la media centena, y queda claro que ese festival de corruptelas requirió de la complicidad (como en el caso de Fujimori-Montesinos) de ministros, congresistas, funcionarios, empresarios, medios y periodistas, juristas y un larguísimo etcétera. Y no hablo de los garantes, sólo de aquellos que deberían ser procesados si la justicia fuese igual para todos. ¿Será? En este caso, no lo sé. Dependerá en gran medida de si la pareja Humala-Heredia decide colaborar.

¿Cómo fallará en la siguiente instancia el benevolente juez Sahuanay? Recordemos que él levanto el impedimento de salida de la Sra. Heredia. A esperar.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.