24.JUL Lunes, 2017
Lima
Última actualización 03:38 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Le piden propuestas

Compartir:

José Antonio Peláez Bardales: "No se debe anular el proceso a Alberto Fujimori"

“El doctor César San Martín señaló que él hizo la consulta con estos juristas españoles cuando la sentencia (a Alberto Fujimori) prácticamente ya estaba lista. Este es un proceso en el cual se han respetado todos los cánones procesales”.

José Antonio Peláez Bardales (USI)
José Antonio Peláez Bardales (USI)

En una coyuntura en la que la familia del ex presidente Alberto Fujimori busca mecanismos para liberarlo, el ex fiscal de la Nación José Peláez, quien fue uno de los magistrados que lo acusó en el juicio, publica un libro defendiendo el proceso.

La familia Fujimori aún busca anular la condena contra Alberto Fujimori a través de un hábeas corpus. ¿Usted defiende el proceso en el que lo sentenciaron?

- Sí, porque la tesis de la Fiscalía fue la autoría mediata por dominio de la organización en la que había participado en su condición de jefe de las Fuerzas Armadas. En ese caso, en el de homicidio, lesiones graves y secuestro, la Corte Suprema de Chile concedió la extradición por unanimidad. Uno de los eslabones, si empezamos de abajo, fueron los ejecutores materiales, es decir el Grupo Colina, que estaba compuesto por 25 miembros del Ejército que habían sido dados ex profesamente de baja de manera ficticia.

¿Y se respetó el debido proceso en el caso Fujimori?

- Claro. Es más, el abogado, que fue el doctor César Nakazaki, en ningún momento recusó o cuestionó la presencia de algún magistrado y, más bien, se allanó a este proceso que está considerado dentro de los estándares procesales donde hubo mayor respeto por el derecho al procesado y a las partes.

Entonces, ¿no hay espacio para cuestionar la sentencia?

- No, en lo absoluto. No hay ninguna razón ni se debe anular el proceso.

Uno de los argumentos que ha dado la defensa de la familia Fujimori para anular la sentencia es la existencia de los correos que el juez César San Martín habría intercambiado con juristas españoles previo al fallo. ¿Ese hecho no suma a dudar del proceso?

- El doctor San Martín ya ha explicado eso, incluso ha sido materia de una investigación por parte del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). Allí se estableció que no ocurrió ninguna infracción. El doctor San Martín señaló que él hizo la consulta a estos juristas cuando la sentencia prácticamente ya estaba lista. Este es un proceso en el cual se han respetado todos los cánones procesales.

Si la sentencia, dice, ya estaba prácticamente lista, ¿fue un error hacer la consulta a los abogados españoles?

- Eso lo va a tener que explicar el doctor César San Martín. En todo caso, eso también demuestra que nadie tiene protección a sus comunicaciones porque fue una prueba obtenida ilícitamente. Pero no creo que eso haya influido en lo absoluto en la tesis que planteó la Fiscalía con fuerza y con pruebas contundentes.

Ante el rechazo del hábeas corpus en segunda instancia, la familia Fujimori recurrirá al Tribunal Constitucional (TC). ¿Cómo cree que se resolverá el caso allí?

- Este es el tercer o cuarto hábeas corpus que está presentando la familia, y en primera y segunda instancia ya fue denegado. El TC ya en una oportunidad se ha pronunciado. Yo creo que, teniendo ese antecedente, no variará su consideración.

Aparte de la vía judicial, también está en el tapete el indulto humanitario. ¿Qué opina de ese camino?

- El indulto es el perdón de la pena, pero no de la calificación delictiva; o sea, él seguiría siendo un reo, un condenado a delitos de lesa humanidad o a delitos que son considerados como violación de derechos humanos.

Usted sostuvo que Fujimori fue el primer ex presidente juzgado respetando el debido proceso. Hoy nos estamos acostumbrando a ver a ex mandatarios en esa situación, como Alejandro Toledo u Ollanta Humala.

- Efectivamente, porque contra el ex presidente Augusto B. Leguía no se respetaron los derechos del procesado. Desde ahí transcurrió más de 60 años y tuvimos un presidente que se fue a Japón y renunció desde allá. Al final, logramos su extradición de Chile.

Hoy también se busca extraditar a Toledo, pero aún sin éxito. ¿Cree que han fallado la Fiscalía y el Poder Judicial?

- Estados Unidos tiene muchos trámites, hay apelaciones, se puede llegar a cortes de distritos, a las de los condados y después hasta a la Corte Suprema. Está habiendo demora porque no han reunido todos los requisitos del pedido de extradición. Pero creo que, con los cargos que tiene el señor Toledo, de todas maneras se dará la extradición en un tiempo.

¿Pero le da una buena nota a la labor anticorrupción de las autoridades judiciales?

- Bueno, no hay que olvidar que, luego de que cae el gobierno de Fujimori, se organizan unos sistemas anticorrupción muy eficientes en el Ministerio de Justicia, en la Fiscalía y el Poder Judicial. Hoy parece que hemos perdido esa experiencia, ese conocimiento. Hay procuradores y fiscales jóvenes, inexpertos.

¿La Fiscalía está preparada para llevar adelante un caso como Odebrecht? ¿Cómo ve que se desenvuelve el fiscal Hamilton Castro?

- Tengo las mejores referencias del doctor Hamilton Castro. Trabajó durante mi gestión en la Fiscalía, es una persona bien capacitada y pienso que estará a la altura del reto que significa investigar este caso tan grande como es Odebrecht, que involucra a tantas personas y de todos los niveles.

Autoficha

  • “Fui fiscal de la Nación y me encargué de la acusación a Alberto Fujimori. El martes presenté mi libro en el Centro Cultural de la PUCP, El juicio del siglo, el caso Fujimori. La presentación en la Feria Internacional del Libro de Lima será el 2 de agosto, a las 7 p.m., en la Sala Ciro Alegría”.
  • “En el caso de corrupción de la empresa Odebrecht, está claro que hubo una campaña sistemática para lograr que muchos países de Latinoamérica siguieran la corriente del ex presidente de Brasil Lula da Silva. El brazo económico fue Odebrecht”.
  • “Odebrecht buscaba que candidatos presidenciales acepten el financiamiento de su campaña electoral para después pedir favores a través de obras. Eso, en todas partes del mundo, es un delito. Odebrecht tuvo esas prácticas y desarrolló modalidades sofisticadas”.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.