16.AGO Miércoles, 2017
Lima
Última actualización 06:20 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

En capilla

Compartir:
Opinión

Sabemos que cualquier tipo de célula, sea normal o anormal, debe alimentarse para diferenciarse y multiplicarse. Es así que cualquier persona en forma preventiva o curativa debe eliminar de la alimentación algunos alimentos estudiados que contribuyen a acelerar el crecimiento y desarrollo de cualquier célula anormal, aberrante, agresiva o cancerígena. La ciencia nos dice, en primer lugar, que los carbohidratos refinados, harinas por ejemplo, con grandes concentraciones de glucosa, deben ser eliminados, caso del pan, arroz, galletas, postres, azúcar de mesa, tortas, queques, entre otros. En segundo lugar, cualquier producto que contenga lactosa, aquí la gama amplia de productos derivados de la leche, quesos, mantequilla, yogur. Las grasas saturadas, conocidas como grasas trans, son capaces también de inyectar energía no óptima para combatir el cáncer, aquí las frituras y la comida chatarra no se deben incluir en la dieta. En el Perú se come muy rico, pero nuestra gastronomía a veces nos podría jugar una mala pasada, ya que existen platos típicos en los que encontramos muchos alimentos para descartar. Por otro lado, las frutas en excelencia que se deben colocar en el desayuno son aquellas con propiedades anticancerígenas y antioxidantes, como la tuna y los frutos del bosques, además los extractos vegetales también funcionan muy bien. Las proteínas que pudieran tener algún componente hormonal, como el pollo, pavo y carne de res, deben ser eliminadas; por el contrario, el pescado, así como proteína de orden vegetal en la quinua, podemos incluirlo. Las ensaladas y cremas de verduras preparadas en forma artesanal en ollas de barro son la mejor opción, ya que el uso de ollas y sartenes convencionales pueden liberar metales capaces de perjudicar la salud del paciente oncológico. La hidratación debe ser básicamente con agua o infusiones siempre sin azúcar. Este tipo de dieta ayudará a responder mejor al tratamiento y será favorable para el pronóstico de nuestros pacientes, así como para aquellos que deseen hacer una prevensión temprana.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.