25.MAY Jueves, 2017
Lima
Última actualización 01:56 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Toledo contraataca

Compartir:
Opinión

Es difícil poder controlar el consumo de carbohidratos en nuestra dieta. Como sabemos, este tipo de alimento consumido en exceso, con los años, puede producir el agotamiento de nuestro páncreas, cuya función es producir insulina, una hormona vital que se encarga de introducir la glucosa dentro de todas las células. Cuando durante nuestra vida tenemos un consumo excesivo de carbohidratos, cualquiera que fuera, sea el pan, arroz, pastas, azúcar, caramelos, tortas, galletas, dulces, podemos lograr que, en vez de producir una cantidad limitada de insulina, lleguemos a cuadruplicar la producción de esta y así cansar o agotar a nuestro páncreas. Esto resulta terrible, ya que la insuficiencia pancreática es una situación conocida médicamente,como la diabetes mellitus. Esta enfermedad, que se presenta después de años de dulces dietas que a diferencia de la diabetes juvenil o tipo 1, se presenta después de los 40 a 50 años. Es así que la glucosa alta en la sangre lleva a que la persona presente manifestaciones clínicas importantes, tales como incremento de la sed, el apetito y de la frecuencia urinaria. Así podemos sospechar de diabetes, que deberá ser corroborada con análisis de sangre buscando que la glucosa sobrepase los 120 mg/dl y, además, tenga una hemoglobina glicosilada fuera de rango. Las complicaciones a largo plazo son secundarias a exceso de glucosa en la sangre y, además, a los depósitos de grasa en las arterias de órganos y tejidos como el corazón, riñón, arterias, retina, que sufrirán una disminución en el aporte de sangre a los mismos, lo cual llevará a su mal funcionamiento. La dieta y el ejercicio son herramientas indispensables para prevenir esta enfermedad años antes que aparezca, y hoy en día la medicina regenerativa, con las células madre mesenquimales, nos ofrece una opción para mejorar las complicaciones vasculares en órganos y tejidos comprometidos. Cuidemos nuestro páncreas cuidándonos los días de semana y seamos responsables cuando queramos endulzar nuestros fines de semana.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.