27.JUN Martes, 2017
Lima
Última actualización 08:47 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Última carta

Compartir:
Opinión

Dentro del mundo de la belleza existen innumerables equipos que sirven para dar tratamiento a muchos problemas que estéticamente no les gusta a los pacientes. Hablamos de celulitis incómoda cuando llega la temporada de verano y se quiere usar ropa más ligera, algún lunar molesto en el rostro, exceso de grasa a nivel de cuello, poca masa muscular en los glúteos, alguna arruga molesta en las patas de gallo o frente, un tatuaje de colores que ya no lo queremos ver más, exceso de vello en axilas, brazos, cara, piernas en el caso de mujeres y en hombres también. La lista es muy larga, lo importante es saber que esos equipos, ultrasonidos, láseres, corrientes, magnetoterapia, IPL, entre otros, deben ser manipulados por personal capacitado, definitivamente equipos con potencia como el láser, solo por médicos entrenados. Hago referencia a esto, ya que esta semana vimos por la TV a una paciente que se había realizado una depilación láser en el rostro con la cara totalmente inflamada y con quemaduras, hay que saber quienes contamos con este tipo de tecnología, que en el rostro se debe tener sumo cuidado y que hay áreas cercanas a orificios naturales donde no se debe disparar un láser. Además, cierto color de pelos no son reducibles ni eliminados con este tipo de máquinas. El calor que emite una radiación con láser es capaz de producir un efecto inflamatorio local o quemadura considerable sobre todo en manos no entrenadas, y las consecuencias son manchas o marcas para toda la vida, queda claro que existen personas que tienen una capacidad mayor o menor de generar genéticamente manchas, cicatrices, dolor, que debemos poder visionar antes de realizar el tratamiento en la historia clínica. Muchas personas a veces piensan que los equipos prácticamente encendiéndolos y echándolos a funcionar pueden acabar con diferentes problemas estéticos. Es así que a lo largo de los años hemos visto negocios y prácticas tipo spa abrir y cerrar, secundario muchas veces a la falta de experiencia o pericia para manejar muchos de estos equipos, además estar atentos ya que otras venden el elixir mágico de la juventud eterna y no son más que chatarra sin valor con fines antienvejecimiento.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.