28.JUL Viernes, 2017
Lima
Última actualización 07:57 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Mensaje al Perú

Compartir:
Opinión

Muchas veces caemos presa del invierno y el frío en el día a día. Eso viene de la mano con el sedentarismo, hábito de vida pésimo ya que no solo enfría aún más nuestro organismo sino que empeora la circulación en general al corazón, grandes vasos, capilares, cerebro, aparato genital masculino y femenino entre otros órganos y tejidos comprometidos que con los años aceleran el proceso de envejecimiento y la aparición de la enfermedad. Es conocido que muchos medicamentos antidepresivos e hipnóticos, por ejemplo, reducen la velocidad de la conducción nerviosa en diferentes órganos (prosedentarismo) como el colon, cerebro, órganos sexuales masculinos por ejemplo, y si aun a este tipo de problemas le agregamos un estilo de vida sedentario, veremos como la microcirculación puede empeorar en forma rápida con alteración en la memoria, sobrepeso, disfunción eréctil, ACV, infarto cardiaco, estreñimiento, etc. Nosotros los médicos nos vemos en la necesidad de informarles a los pacientes de la gran capacidad de lesión que tiene el sedentarismo a mediano y largo plazo, es así que en estos días fríos debemos reforzar nuestra vestimenta de modo que podamos sentirnos cómodos para poder hacer nuestra actividad física favorita, como caminar, bailar, nadar, montar bicicleta y otras que nos agraden. Algunos tips, deben usar medias más gruesas, doble camiseta, un calzado adecuado sin mucha ventilación, casaca y buzo correspondiente, en el caso de las personas que les guste nadar o realizar algún deporte acuático, un traje o una licra ayudará bastante. El tomar una bebida caliente antes de realizar nuestro deporte favorito ayuda también a calentar motores, asimismo no está demás decir que si se realizan sesiones de baile en casa, se puede calentar el ambiente unos 10 a 15 minutos antes para sentirnos más a gusto. El mantener un ritmo constante de movimiento del cuerpo humano nos favorece mucho y hay que hacerlo en verano así como invierno, en menor o mayor cantidad, pero sin dejar de hacerlo.

Recibo sus comentarios en doctor@drjeanpaulosores.com.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.