16.AGO Miércoles, 2017
Lima
Última actualización 06:36 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

En capilla

Compartir:

Fabián Novak: "Declaración desnuda a dictadura de Nicolás Maduro"

“La carta democrática es aplicable porque hay ruptura abrupta del orden democrático. Lamentablemente, en la OEA hay países que dependen económica o petroleramente de Venezuela y otros que tienen compromiso político ideológico”.

Fabián Novak (USI)
Fabián Novak (USI)
Patricia Quispe

Patricia Quispe

@pquispev

El experto en Derecho Internacional Fabián Novak destaca que la Declaración de Lima desnuda al régimen de Nicolás Maduro como una dictadura y propicia su aislamiento internacional. Sin embargo, dice, falta mucho más y, en esa línea, aboga porque el Perú no posponga más la decisión de romper relaciones diplomáticas con Venezuela.

¿Qué implica, en términos prácticos, la Declaración de Lima respecto a la situación que se vive en Venezuela?

- Es un mensaje muy potente políticamente hablando en cuanto al rechazo a la dictadura de Nicolás Maduro. En varias partes se señala, sin ambages, la ruptura democrática en ese país y la necesidad del restablecimiento de la democracia. Se habla también del desconocimiento de la Asamblea Constituyente, de la condena a la violación de los derechos humanos y a la existencia de presos políticos. Es una declaración muy dura y está bien que así sea; no hemos tenido un antecedente, en relación a Venezuela, que haya tenido tal contundencia.

¿El desconocimiento de la Asamblea Constituyente puede interpretarse como una ruptura implícita de la relación con Venezuela?

- No hay una ruptura. Simplemente es el desconocimiento de todo acto jurídico que pueda derivar de esa asamblea que ha sido ilegítima e ilegalmente establecida. Hay elementos adicionales: el llamamiento a terceros países para que no comercien armas con Venezuela porque están sirviendo para matar a la oposición; la decisión de no apoyar ninguna candidatura de Venezuela a ninguna organización internacional y también posponer cualquier reunión del Celac hasta que se restablezca la democracia porque ha servido de comparsa al gobierno venezolano en el último año.

Para el ciudadano común, esto podría interpretarse como una declaración más. ¿De qué manera la Declaración de Lima contribuye a ponerle fin al régimen de Nicolás Maduro?

- Lo que hacen los estados son acciones en materia de su competencia. Ellos no pueden adoptar acciones que impliquen una intervención o acción al interior de Venezuela.

¿Estas medidas permitirán llevar a Venezuela a una situación de aislamiento?

- Exactamente. Lo que se busca es el aislamiento, la condena internacional, desnudar a la dictadura y llamarla como tal. Eso es lo que hace la declaración, respaldando además a la población venezolana que en su lucha en las calles reclama que se libere a los presos políticos y cese la violación a los derechos humanos. Es cierto que quizá se hubiera esperado una decisión colectiva respecto a romper relaciones diplomáticas o a expulsar a embajadores de los países firmantes.

Según el canciller Ricardo Luna, esas son medidas que cada país adoptará individualmente.

- Exactamente. Podría haber extrañado esta falta de posición sobre el nivel de relación diplomática que se mantiene con Venezuela, pero me imagino que no debe haber habido consenso. Hubiera sido ideal que adoptaran la decisión de mantener la relación a nivel consular.

¿Ese tendría que ser el segundo paso por parte del Perú?

- Yo estoy convencido de que el Perú debería romper relaciones con Venezuela. Una cosa son las relaciones políticas y diplomáticas y otra es la relación consular que se puede mantener. Para eso están los consulados, para proteger a nuestros poblaciones en el exterior, pero no mantener una relación con una dictadura. Es necesario que el embajador venezolano no siga en el país. Mientras nosotros no tenemos embajador en Venezuela, el de ese país sigue operando en el Perú y ya sabemos sus antecedentes poco democráticos.

¿El aislamiento a Venezuela que se busca con esta declaración lo convierte en paria?

- No podríamos llegar a eso porque se trata de doce países que, si bien están presentes en América del Norte, América Central y América del Sur, no son mayoría de la región. Los países convocados y asistentes a la reunión fueron más que los que han firmado finalmente la Declaración de Lima. No están Uruguay, Jamaica…, eso implica que todavía falta consenso.

Con este endurecimiento, ¿qué tanto más puede resistir el régimen venezolano?

- Es muy importante que las protestas sigan en las calles de Venezuela. Lamentablemente, el costo es alto: muertos, detenidos, heridos, pero la resistencia tiene que continuar porque desestabiliza al régimen. En segundo lugar, tienen que continuar estos mensajes políticos de países comprometidos con la democracia que le digan a Maduro que es una dictadura, que no van a reconocer sus actos. Finalmente, es necesario que los estados adopten medidas duras; es necesario que Estados Unidos imponga sanciones en términos económicos.

Posiciones individuales más firmes en general.

- Sí, eso va a completar el cuadro para que el régimen de Maduro se vea totalmente aislado. Sanciones que ahoguen o asfixien al régimen dictatorial y, sin duda, ahí tiene la voz cantante los Estados Unidos, que podría de alguna manera cortar la compra de petróleo venezolano que representa el 80 u 85 por ciento de ingresos de ese régimen. En la medida que le sea más difícil al régimen sostenerse, se van a abrir grietas al interior que van a provocar finalmente su caída.

Autoficha

  • “Soy profesor principal de Derecho Internacional de la Universidad Católica y director del Instituto de Estudios Internacionales de esa casa de estudios. Recientemente fui elegido por el Curatorium de la Academia de Derecho Internacional de La Haya para dar clases”.
  • “Creo que ha habido un giro importante y positivo en la dinámica de la política exterior que se traduce, como ahora, en una posición muy clara de país democrático que aspira liderar acciones de respaldo a la democracia y de condena a la dictadura”.
  • “Hay varias señales importantes con la Alianza del Pacífico y la búsqueda de fortalecimiento de las relaciones con los países vecinos y también con nuestros socios tradicionales: Estados Unidos, Europa e incluso China que fue objeto de la primera visita del presidente Kuczynski”.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.