23.JUL Domingo, 2017
Lima
Última actualización 09:46 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

"Creí en sus palabras"

Compartir:
Opinión

Los jóvenes peruanos –la gran mayoría– son impetuosos, inteligentes y honestos. Muchos optan por el autoempleo; es decir, forman sus propias empresas. En ese sentido, conozco a muchos jóvenes que –motivados por la apertura comercial de nuestro país– han optado por el comercio exterior de todo tipo de bienes y servicios.

Fernando Cillóniz,Al.Mercado
Consecuentemente, su trabajo está inexorablemente vinculado a las aduanas del país, es decir, a la Sunat. Pues bien, he aquí una manifestación catártica recibida a través del Facebook de un joven recién salido de la universidad, y que decidió incursionar en una empresa de importaciones: “odio, aborrezco, detesto, execro, repudio, rechazo y repruebo el maldito procedimiento para el desaduanaje…”. Es evidente, este joven profesional peruano –como miles más de su generación– se empotró contra los excesos burocráticos de la Sunat.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.