29.ABR Sábado, 2017
Lima
Última actualización 11:15 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Siente la pegada

Compartir:
Opinión

Las preocupaciones de nuestro mandatario, los medios afines y sus periodistas, han sido atendidas por nuestra última encuesta Pulso Perú (Datum, a nivel nacional).

Juan José Garrido,La opinión del director
Las preocupaciones de nuestro mandatario, los medios afines y sus periodistas, han sido atendidas por nuestra última encuesta Pulso Perú (Datum, a nivel nacional). En base a ella podemos proyectar las inquietudes, percepciones y aspiraciones de los lectores, aquellos quienes debieran ser el objeto central del debate.

Lo primero a resaltar es que la población percibe que el statu quo le brinda la posibilidad de ejercer su derecho a informarse libremente. El 80% de los encuestados (87% de los que tenían una opinión formada) siente que, efectivamente, hace uso de su derecho a informarse libremente cada vez que acude a una esquina a comprar su diario.

Lo que significa, en corto, que cualquier maniobra para reajustar dicha libertad será considerada como una vulneración de sus derechos civiles. Siguiendo dicha línea, el 57% de los encuestados cree que el mandatario no debió inmiscuirse en el debate y el 71% cree que no debería entrometerse en el futuro; asimismo, el 68% cree que el Congreso también debiera abstenerse. Estas cifras dejan muy poco espacio de duda en la postura ciudadana respecto al tema.

Las razones parecen ser obvias: 41% de los entrevistados consideraba a Venezuela como el parangón de las ideas gubernamentales; 8% a Ecuador y 4% Argentina. En otras palabras, ya estamos bien avisados que cuando el gobierno la emprende contra la prensa, pues la emprende en verdad contra la democracia.

Todavía hay una luz de esperanza, valgan verdades: 48% de los encuestados considera que el mandatario respeta la libertad de opinión, frente a un 41% que considera que no. No es una gran ventana de credibilidad la que soporta al mandatario; no obstante, y teniendo en cuenta que sólo el 31% lo aprueba, existe un espacio de voluntad y buena fe, de esperanza en que todo no está perdido.

Ojalá estas cifras ayuden al mandatario y a su equipo de gobierno a reencontrarse con la agenda ciudadana (seguridad, educación, salud, etc.), y deje de lado un tema que se encuentra en el ámbito privado y que ya está judicializado.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.