29.MAY Lunes, 2017
Lima
Última actualización 10:08 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Lo complican

Compartir:
Opinión

Han pasado seis meses desde que asumí este encargo de la Defensoría del Lector en Perú21, con emoción, ganas de aprender día a día y cierto temor, dado que se trata de una función que vi durante muchos años en medios del extranjero y en manos de personas que yo veía muy experimentadas; veteranas, podría decir.

La Defensoría del Lector en nuestro ámbito sigue siendo desconocida o mal entendida. Sus alcances muchas veces se confunden con un enlace con oficinas del Estado o la Defensoría del Pueblo o Indecopi. El ciudadano busca, entonces, un canal que le parece confiable para buscar ayuda. Ello me hace pensar en cuán desprotegidos aún nos sentimos los ciudadanos o cuán desinformados estamos sobre las vías de reclamación por mal servicio en el sector público o privado. Quizás falta más información a través de los medios o no es menos cierto que la audiencia no le presta debida atención a este tipo de anuncios e informes que al final son utilitarios y de interés para todos.

Pasados seis meses desde que asumí este encargo, y un poco más de dos años de la creación de la Defensoría en Perú21, vale recordar que la función es ser una especie de intermediario entre el medio y el público; atiende críticas, quejas y observaciones de los lectores respecto a la producción periodística del medio; y señala las eventuales faltas y omisiones a las normas de trabajo que se pueden producir durante una cobertura. En sí, la Defensoría del Lector está para colaborar en mantener una buena calidad periodística en el medio y vigilar por el respeto al derecho de lectores y audiencia de Perú21, que es recibir información debidamente verificada y contrastada y no manipulada con fines de desinformación. Yo estoy virtualmente conectada con la sala de redacción, pero no tengo despacho ahí, lo cual de algún modo contribuye a la distancia que exige evaluar día a día la producción periodística del equipo.

En este tiempo me han escrito con especial énfasis sobre los alcances del escándalo de corrupción Lava Jato-Odebrecht, los contenidos en el currículo educativo y la información sobre sexo, homosexuales y derechos de minorías.

Ello muestra que la audiencia anda muy pendiente de lo que se ofrece. También que Perú21 ha roto con esquemas de información tradicional y da que hablar con algunos contenidos que generan polémica, lo que abordé en reciente columna para ser mejor planteados y valorados.

En cuanto al currículo y la educación sexual y el enfoque de género, sugiero leer el informe de Mariella Sausa publicado ayer y difundido también en las redes sociales del diario. Muy amplio y detallado.

Una observación final. En Facebook me pareció un error y un exceso titular que el grupo periodístico Exitosa se dividía por la incorporación de Phillip Butters. La renuncia de varios columnistas, ad honorem o no, no implica una división empresarial, que fue lo que se entendió con esa redacción.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.