27.JUN Martes, 2017
Lima
Última actualización 07:02 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Última carta

Compartir:
Opinión

“En el caso de la pobreza extrema, los que pasan hambre sí o sí, siguen estando en el área rural.”

La medición de la pobreza para el 2016 muestra que los peruanos en situación de pobreza viven tanto en el área urbana (el 51.5% del total de personas en pobreza) como en el área rural (48.5%). A pesar de que muchos pobres viven en las ciudades, 59% del total de personas en pobreza se dedica a la agricultura, pesca o minería. Sobre todo dependen del agro y de sus servicios complementarios (transformación, transporte, venta de insumos, etc.). El desarrollo de la agricultura puede tener una fuerte relación con la reducción de pobreza (rural, pero también urbana), puede generar empleo, mayores ingresos y nuevas oportunidades para los más pobres.

En el caso de la pobreza extrema, los que pasan hambre sí o sí, siguen estando en el área rural (82%). Más del 80% de quienes viven en situación de pobreza dependen casi (exclusivamente) de la agricultura y la pesca.

Las políticas orientadas a acabar con la pobreza extrema, a las que como país nos hemos comprometido, solo serán efectivas si son más que solo políticas sociales (del Midis, de salud y educación). Exigen un desarrollo rural y del agro que traiga nuevas oportunidades para los productores, pero también nuevas fuentes de empleo en el agro y en el sector servicios –transporte, servicios financieros, comercialización de insumos y productos, asistencia técnica y mucho más– y que fortalezca las relaciones entre lo urbano y lo rural.

¿Cómo le avisamos al ministro de Agricultura y a los gobernadores regionales que es su responsabilidad tomar acciones para que el desarrollo del agro sea parte central de las políticas para la reducción de la pobreza y erradicación de la pobreza extrema?


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.