27.JUN Martes, 2017
Lima
Última actualización 08:47 am
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Última carta

Compartir:
Opinión

La economía venezolana se encuentra en una crisis de grandes proporciones. En 2015 el PBI cayó 6.2% y en 2016 volvió a disminuir 12%. Las proyecciones para 2017 y 2018 son -6% y -3%, respectivamente. En segundo lugar, la inflación en 2015 fue 180% y en 2016, 476%. Se proyecta 2,200% y 4,500% para 2017 y 2018, respectivamente. En tercer lugar, y de acuerdo con cifras oficiales, la pobreza bajó de 43.3% a 27.9% entre 2003 y 2013. No hay más información oficial. En Perú, la reducción de la pobreza fue de 48.7% a 21.1% en el mismo periodo. Perú disminuyó la pobreza más que Venezuela. En cuarto lugar, la pobreza extrema o indigencia disminuyó de 19.7% a 8.9% entre 2003 y 2013; en el mismo periodo, en Perú se redujo de 20.4% a 3.5%.

La emisión descontrolada de dinero combinada con controles de precios y tipo de cambio dual (uno oficial y otro paralelo) es una receta cuyo resultado ya se conoce. Mercados negros y escasez de todo. Basta leer la historia económica de la región. Si te obligan a vender por debajo del costo de producción, no produces. Y esto es igual para el microempresario que para el grande. Peor aún, Venezuela es una economía poco diversificada, pues exporta solo petróleo a través de una empresa estatal. ¿Y cómo lo hicieron entre 2003 y 2011? Pues el precio del petróleo aumentó de 11 dólares el barril en el año 1999 a 150 dólares en 2009. El gobierno no supo aprovechar la bonanza. Dilapidó los recursos con fines políticos y hoy la población paga las consecuencias. Al caer el precio del petróleo, se desnudó la dura realidad.

En economía, los buenos deseos no son suficientes. No se trata de magia ni de un acto de fe. Existen equilibrios básicos que no se pueden romper, más allá de la ideología del gobierno de turno. El mal manejo de la economía es el principal culpable. Buscarlos en el exterior o en cualquier otro factor es simplemente engañarse.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.