24.FEB Viernes, 2017
Lima
Última actualización 12:01 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

Barata la hunde

Compartir:
Opinión

El déficit fiscal aparece cuando el gobierno gasta por encima de sus ingresos; la diferencia la cubre con deuda. Y “deuda de hoy son impuestos de mañana” para poder pagarla. El 2013 fue el último año que tuvimos superávit fiscal, pues los ingresos superaron a los gastos. Desde ahí, el déficit fue creciendo hasta alcanzar el actual 3.1% del PIB.

¿Por qué aumentó? Dos razones: los ingresos del gobierno, que básicamente vienen de impuestos, se redujeron de 22.6% a 18.6% del PIB entre 2013 y noviembre de 2016. Los gastos del gobierno se dividen en corrientes y de capital (inversión pública). Fue el gasto corriente el que aumentó en el mismo periodo.

Entre enero y noviembre de este año, los gastos corrientes crecieron 2.3%, mientras que la inversión pública disminuyó en 6.9%. Y aquí está el problema. El Estado no es una agencia de empleos y mal se hace contratando a más personas, en particular cuando la posición fiscal es deficitaria. Es cierto que esto lo hizo el gobierno anterior. Desde que asumió PPK, el déficit fiscal se ha reducido de 3.3% a 3.1% del PIB. Es una buena noticia, aunque debería lograrse bajando el gasto corriente y no la inversión pública.

¿Por qué hay que controlar los gastos? Porque para cubrir la diferencia hay que endeudarse, que es pagada por nosotros con más impuestos. Se puede tomar deuda para una inversión (como pagar estudios universitarios), pero no para gastos que no generan un ingreso futuro (como los gastos de Navidad).

El gobierno debe seguir ajustando el gasto, no se puede seguir gastando por encima de los ingresos para siempre. En cierto momento, nadie quiere prestarle y entra en crisis. En la historia económica peruana, siempre que los gobiernos se endeudaron para mantener los gastos, sobrevino una crisis de sobreendeudamiento. Y el ajuste fue peor. La tarea es evitarlo.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.